Publicado: 01.07.2015 16:28 |Actualizado: 01.07.2015 19:04

Cuba y Estados Unidos abrirán sus embajadas a partir del 20 de julio

Obama y Raúl Castro confirman este "histórico" paso para restablecer de forma oficial las relaciones diplomáticas entre ambos países congeladas desde hace más de 50 años

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
El presidente de EEUU, Barack Obama, junto al vicepresidente del país, Joe Biden, en la rueda de prensa en la que ha anunciado la reapertura de la embajada estadounidense en Cuba. - EFE

El presidente de EEUU, Barack Obama, junto al vicepresidente del país, Joe Biden, en la rueda de prensa en la que ha anunciado la reapertura de la embajada estadounidense en Cuba. - EFE

MADRID.- Estados Unidos y Cuba reabrirán sus embajadas, restableciendo así de forma oficial las relaciones diplomáticas congeladas desde hace más de 50 años, el próximo 20 de julio. Ambos Gobiernos han confirmado este paso "histórico", en palabras del presidente estadounidense, Barack Obama, pero sólo el Ejecutivo cubano indicó la fecha exacta.

"Nuestras naciones están separadas por solo 90 millas (145 kilómetros), y hay profundos lazos de amistad y familia entre nuestros pueblos", aseguró Obama. Ante la trascendencia del anuncio, la televisión cubana ha transmitido en directo la declaración íntegra que ha hecho desde Washington el presidente de EEUU.

Obama ha hablado de su decisión de modificar la política estadounidense respecto a Cuba, anunciada el pasado 17 de diciembre, al indicar que "cuando algo no funciona, podemos cambiar, y cambiaremos". Ha asegurado, además, que en los próximos meses Estados Unidos encontrará "nuevas maneras de cooperar con Cuba" en "asuntos de interés mutuo, como lucha contra el terrorismo, respuesta a desastres y desarrollo".



Obama pide al Congreso que acabe con el embargo

Al respecto, el mandatario ha instado al Congreso de su país a que "escuche al pueblo cubano y al pueblo estadounidense" y empiece a trabajar para levantar el embargo sobre Cuba. Obama ha pedido a los congresistas avanzar en la legislación necesaria para eliminar las restricciones que permitan restablecer los viajes y el comercio entre Estados Unidos y la isla.

Aunque desde el pasado 17 de diciembre, cuando Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, anunciaron el reinicio de los contactos, Estados Unidos ha aliviado algunas de las prohibiciones a la isla a través de órdenes ejecutivas, el embargo sobre La Habana solo puede ser levantado por completo desde el Congreso. En estos meses, varias propuestas de ley para facilitar los viajes y mejorar el intercambio comercial ya han sido presentadas en el Capitolio, pero los congresistas aún no las han sometido a consideración.

Obama: "Nuestras naciones están separadas por solo 90 millas (145 kilómetros), y hay profundos lazos de amistad y familia entre nuestros pueblos" 

En su declaración, Obama ha reconocido que "hace un año, podría haber parecido imposible" que Estados Unidos pudiera anunciar un acuerdo para restablecer las relaciones con Cuba, su enemigo histórico desde la Guerra Fría. "Este es el rostro del cambio", ha afirmado el presidente estadounidense, quien ha recordado que en el año en que él nació, 1961, el entonces mandatario del país, Dwight Eisenhower (1953-1961), expresó su confianza en que la Embajada estadounidense que entonces se cerraba pudiera reabrirse "en un futuro no muy distante", y ese día por fin ha llegado.

Desde la parte cubana, Raúl Castro también ha confirmado la decisión de su país de intercambiar embajadas con EEUU en una carta dirigida a Obama.  La misiva fue entregada por el jefe de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, José Ramón Cabañas Rodríguez, al secretario de Estado interino de EEUU, Anthony Blinken.

"La parte cubana asume esta decisión animada por la intención recíproca de desarrollar relaciones respetuosas y de cooperación entre nuestros pueblos y gobiernos", indica el presidente de Cuba.

Raúl Castro recuerda que Cuba "se inspira en los principios y propósitos consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional", tales como la igualdad soberana, el arreglo de las controversias por medios pacíficos o abstenerse de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier estado, entre otras cuestiones.

Estados Unidos y Cuba, cinco décadas de distanciamiento

El anuncio de este miércoles supone la culminación a unas negociaciones que han contado con la mediación tanto del Papa Francisco como de Canadá y que han permitido superar más de cinco décadas de distanciamiento tras 18 meses de negociaciones en la sombra.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, viajará a La Habana para la ceremonia en la que se izaría la bandera y se reabriría la embajada, que pasará a ocupar la actual Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, fundada en 1977. Igualmente sucederá con la misión diplomática de Cuba en Washington.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, se convertirá en el funcionario estadounidense de más alto rango en visitar la isla en más de medio siglo 

Kerry se convertirá en el funcionario estadounidense de más alto rango en visitar la isla en más de medio siglo. El acto se realizará en presencia de una delegación cubana presidida por el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, e integrada por destacados representantes de la sociedad cubana.

El presidente estadounidense, Dwight Eisenhower, cerró la Embajada de Estados Unidos en La Habana el 3 de enero de 1961, casi tres semanas antes de la fecha en que el mandatario electo John F. Kennedy tenía previsto tomar posesión del cargo. En medio de fuertes tensiones, en abril de 1961, Kennedy dio luz verde a una invasión militar contra Cuba, organizada por Estados Unidos y con participación de exiliados cubanos. El ataque por la Bahía de Cochinos, en el oeste de la isla, fracasó y reforzó la posición de Fidel Castro en su país y en el extranjero.

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas debe ser ahora el punto de partida para la normalización de las relaciones en todos los ámbitos, pero la persistencia del embargo económico impuesto por Estados Unidos sobre la isla supone un importante obstáculo en el camino. La devolución de la base militar de Guantánamo, que Estados Unidos tiene alquilada desde 1903, también podría ser otro escollo.