Público
Público

Cuba liberará a otros seis presos políticos

Según anuncia la Iglesia Católica cubana, los presos viajarán a España en los próximos meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Arzobispado de La Habana ha anunciado este martes la liberación de otros seis presos políticos, del grupo de los 52 detenidos durante la Primavera Negra de 2003. Serán excarcelados en los próximos meses y, al igual que 26 de sus compañeros , 'han aceptado la propuesta de salir de la prisión y trasladarse a España'.

Los prisioneros son Víctor Arroyo Carmona, miembro de la directiva del Movimiento Todos Unidos, condenado a 26 años de cárcel; Leonel Grave de Peralta Almenares, bibliotecario independiente, sentenciado a 20 años; Próspero Gainza Agüero, delegado del Movimiento de Resistencia Cívica Pedro Luis Boitell, con una pena de 25 años; y Claro Sánchez Altarriba, periodista independiente, condenado también a 20 años.

En este grupo también se encuentran los miembros del Movimiento Cristiano de Liberación -del disidente Oswaldo Payá- Alexis Rodríguez Fernández y Alfredo Domínguez Batista, sentenciados a penas de 15 y 14 años, respectivamente, informó el Arzobispado en un comunicado.

Con este anuncio sumarán 32 los disidentes excarcelados que viajarán a España después de que el Gobierno comunicara a finales de junio -coincidiendo con la visita a Cuba del ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos- su intención de poner en libertad a los 52 presos políticos del grupo de la Primavera Negra de 2003, una de las mayores oleadas represivas contra la oposición. Según fuentes de la disidencia interna, otro de los presos contactados por el Arzobispado, Nelson Molinet, rehusó la oferta de ir a España y pidió viajar a Estados Unidos porque quiere trasladarse con sus padres, ambos muy ancianos y con problemas de movilidad.

El Departamento de Estado de EEUU dijo esta semana que podría acoger a algunos de los presos liberados que se trasladaron a España. La liberación de medio centenar de disidentes representa una importante concesión estratégica de Raúl Castro y podría mejorar las relaciones con Estados Unidos y Europa. Precisamente, el próximo 13 de septiembre, los ministros de asuntos exteriores de la UE se reunirán para decidir qué hacer con la 'Posición Común' sobre Cuba impulsada en 1996 por José María Aznar que rige la política comunitaria hacia la isla, condicionando la relación bilateral a avances en democracia y Derechos Humanos.

Desde que empezaron a producirse las primeras excarcelaciones de presos políticos Moratinos se ha mostrado convencido de que la UE levantará la 'Posición Común', que La Habana considera un obstáculo para la normalización de las relaciones al verla como una imposición unilateral y un agravio comparativo en relación con otros socios de la UE que no son precisamente modelos en el respeto a los Derechos Humanos.

El PP, sin embargo, mantiene su postura en favor de la Posición Común y ha invitado a cuatro de los disidentes acogidos en España a que viajen el próximo día 13 a Bruselas para expresar su rechazo a que la UE cambie su postura hacia la isla hasta que no se den 'condiciones objetivas y ciertas' de que Cuba vive un cambio hacia la democracia. El viaje de estos cuatro disidentes a Bruselas parte de una iniciativa de la delegación del PP en la Eurocámara y, en concreto, de los eurodiputados Jaime Mayor Oreja, José Ignacio Salafranca y Antonio López Istúriz.