Público
Público

Cuba reducirá el número de funcionarios apostando por el sector privado

Las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno hará que los ciudadanos puedan abrir sus propios negocios por primera vez desde 1990

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuba reducirá el número de funcionarios permitiendo a sus ciudadanos abrir pequeños negocios y contratar empleados. La medida fue anunciada ayer por el presidente Raúl Castro y suponen los mayores cambios estructurales desde que asumió el poder hace cuatro años.

Castro buscan absorber parte del millón de trabajadores públicos excedentes y resucitar la economía cubana sin descarrilarla del socialismo. 'El Consejo de Ministros acordó ampliar el ejercicio del trabajo por cuenta propia (...) eliminando varias prohibiciones vigentes para el otorgamiento de nuevas licencias y la comercialización de algunas producciones, flexibilizando la contratación de fuerza de trabajo', dijo el general de 79 años.

Castro dijo que las nuevas medidas 'constituyen en sí mismas un cambio estructural y de concepto en interés de preservar y desarrollar nuestro sistema social y hacerlo sostenible en el futuro'.

Los empleados por cuenta propia deberán pagar impuestos a la renta, contribuir a la seguridad social, tributar por las ventas y también para contratar empleados.

Cuba había autorizado el empleo por cuenta propia en la década de 1990 como respuesta a la severa crisis pos soviética, pero luego dio marcha atrás y recentralizó su economía.

Muchos cubanos aplaudieron el anuncio de Castro, que fue emitido varias veces por la televisión estatal. 'La gente se va a poner contenta, porque es una oportunidad quizás única de tener un pequeño negocio', dijo Víctor Fonseca, un profesor de física que paseaba por La Habana.

'Hay que borrar para siempre la noción de que Cuba es el único país del mundo en que se puede vivir sin trabajar'Lázaro García, un empleado público, dijo que llevaba tiempo esperando un anuncio como este. 'Las nuevas licencias serán, digamos, un paso hacia una pequeña privatización esperada por muchos cubanos', dijo.

El ministro de Economía, Marino Murillo, advirtió que Cuba no realizará reformas de mercado sino una actualización de su sistema socialista. Y Raúl Castro lo confirmó.

El presidente pintó un panorama ligeramente más optimista para la economía cubana. Existe un mayor equilibrio monetario y se están recuperando las fuentes de moneda dura como el turismo, dijo.

Castro dijo que Cuba está superando su crisis de liquidez, que desbloqueó dos tercios de los fondos congelados en cuentas de empresas extranjeras y está logrando atraer más depósitos.

Las medidas anunciadas el domingo, explicó, buscan terminar con el paternalismo y aumentar la eficiencia de la economía, la única forma, en su opinión, de elevar los salarios y financiar los enormes gastos sociales del sistema socialista. 'Hay que borrar para siempre la noción de que Cuba es el único país del mundo en el que se puede vivir sin trabajar', dijo el general