Publicado: 22.01.2016 11:44 |Actualizado: 22.01.2016 11:48

El Daesh reivindica la explosión que mató a varios policías egipcios en El Cairo

En un comunicado difundido a través de las redes sociales y cuya autenticidad no pudo ser comprobada, el grupo terrorista afirmó que sus combatientes hicieron explotar una casa en la que irrumpieron efectivos de la Policía egipcia en la calle Al Haram, en la zona de Guiza.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Combatientes terroristas del autoproclamado Estado Islámico

Combatientes terroristas del autoproclamado Estado Islámico

EL CAIRO.- El grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Egipto reivindicó este viernes que la autoría de la explosión que se produjo ayer en una vivienda de El Cairo, en la que murieron varios policías y al menos un civil.

En un comunicado difundido a través de las redes sociales y cuya autenticidad no pudo ser comprobada, el EI afirmó que sus combatientes hicieron explotar una casa en la que irrumpieron efectivos de la Policía egipcia en la calle Al Haram, en la zona de Guiza.

Según el grupo yihadista, diez efectivos murieron y otros veinte resultaron heridos, y entre las víctimas mortales figura el jefe del Departamento de Investigaciones de Al Haram, Mohamed Amin.



Por su parte, el Ministerio del Interior egipcio informó ayer de que al menos tres policías y un civil fallecieron como consecuencia del estallido de un artefacto en una vivienda del barrio de Al Mariutiya, ubicado en Guiza, cerca de las Pirámides del mismo nombre.

La explosión se produjo en un apartamento ocupado por supuestos terroristas cuando un artificiero intentaba desactivar una bomba, en el marco de una operación policial para detener a los sospechosos y requisar material explosivo.

Asimismo, el departamento gubernamental detalló que fueron hallados dos cadáveres cuya identidad se desconoce y que podrían ser de supuestos terroristas en el interior de la casa, que era empleada por miembros del grupo Hermanos Musulmanes para almacenar bombas.

Desde el golpe de Estado de julio de 2013, que puso fin al Gobierno de la Hermandad, Egipto se enfrenta a una creciente insurgencia radical, que tiene como blanco principal a las fuerzas de seguridad, principalmente en la península del Sinaí.

Las autoridades suelen vincular la violencia con el ex grupo gobernante, actualmente considerado terrorista por El Cairo y perseguido.

Mientras, el yihadista EI está cada vez más activo en Egipto, a través de su filial en el Sinaí (Wilayat Sina) y también en otros puntos del país, donde ha llevado a cabo ataques de forma esporádica.