Público
Público

Damasco acepta el plan ruso para entregar sus armas químicas

"Queremos dejar sin argumentos la agresión estadounidense", dijo el ministro de Exteriores sirio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Exteriores de Siria, Walid Muallen, dijo este martes que su país ha aceptado la propuesta de Rusia para que Damasco coopere con la comunidad internacional en el control de armas químicas y en su total destrucción. 'Ayer celebramos una ronda de conversaciones muy fructíferas con el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, que presentó la iniciativa referida a las armas químicas. Ya ayer por la tarde manifestamos nuestro acuerdo con la iniciativa rusa', dijo Muallen, citado por la agencia Interfax.

El jefe de la diplomacia siria, quien hizo estas afirmaciones en Moscú durante una reunión con el presidente de la Duma, Serguéi Narishkin, agregó que la decisión de Damasco busca 'dejar sin argumentos la agresión estadounidense'.

Rusia y Siria trabajan ya en un 'plan concreto, claro y eficaz' para poner bajo control internacional las armas químicas sirias, afirmó Lavrov.  'Estamos preparando las propuestas concretas en forma de un plan, que será presentado a todas las partes interesadas, incluido, desde luego, Estados Unidos', dijo el jefe de la diplomacia rusa. Eso sí, Lavrov recalcó que la iniciativa rusa 'no elimina la necesidad de investigar todas las denuncias de empleo de armas químicas en Siria. Los expertos de la ONU deben volver a Siria y cumplir plenamente su mandato'.

Todo parece haber dado un vuelco en las últimas horas tras el reto que lanzó el lunes desde Londres el secretario de Estado de EEUU, John Kerry. Kerry aseguró que la única forma de parar el ataque sería que Al Asad 'entregara todo su arsenal químico, algo que no va a hacer'. Rusia le tomó la palabra al segundo y desde Moscú, Lavrov y el presidente, Vladimir Putin, comenzaron a aconsejar al régimen que aceptara. Rusia se propuso como custodio de las armas químicas de al Asad y Kerry, después de que Damasco calificara de 'interesante' la propuesta rusa, aseguró que no había querido decir lo que dijo.

En cualquier caso, hasta Francia ─junto a EEUU el país más beligerante con el régimen─ ha dado por buena la iniciativa del Kremlin y pretende llevar este asunto a la reunión que mantendrá el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el miércoles. El proyecto francés, según explicó ¡el ministro galo de Exteriores, Laurent Fabius, condenará la matanza de civiles en Guta el pasado mes de agosto, exigirá que se sancione y pedirá a Damasco que esclarezca su posesión de armamento químico y lo ponga 'bajo la completa disposición' de la comunidad internacional.

El texto de París, precisó, está basado en el capítulo 7 de la Carta del organismo, que prevé 'consecuencias extremadamente serias' en caso de violación de esas disposiciones. Fabius reconoció que la gestión de la crisis siria ha dado un nuevo giro por el plan ruso, aunque invitó a ser 'extremadamente vigilante' para evitar toda 'maniobra dilatoria', una opinión compartida por Israel y Estados Unidos, entre otros países.

Justo en el momento en el que La ONU se reúna, el presidente de EEUU, Barack Obama, estará explicando a sus ciudadanos cuáles son sus planes respecto a Siria. El pleno del Senado estadounidense suspendió ayer durante al menos dos días un voto de procedimiento clave sobre la petición de Obama de contar con autorización para atacar Siria, tras la muerte de 1.400 personas en agosto pasado cerca de Damasco por el supuesto uso de armas químicas.

Será necesario, en palabras del ministro, que los primeros compromisos sirios 'sean casi inmediatos', empezando por la adhesión del país a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).