Público
Público

Damasco denuncia que Israel utilizó uranio empobrecido en uno de sus ataques sobre territorio sirio

Una fuente militar asegura que la aviación israelí empleó este material contra el centro militar de la capital siria bombardeado el domingo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La tensión entre Israel y Siria sigue en aumento. A los bombardeos en territorio sirio procedentes supuestamente del Estado hebreo le han seguido varias reacciones del régimen de Bashar al Asad que ayer no descartó responder militarmente a los ataques.

Este lunes una fuente militar siria ha asegurado a la cadena de televisión rusa Russia Today que la aviación israelí utilizó el domingo munición con uranio empobrecido para penetrar las defensas del complejo de investigación militar de Jamraya, en el noroeste Damasco. 'Cuando ocurrió la explosión sentí como si fuera un terremoto y después apareció un hongo gigante dorado de fuego. Esto prueba que Israel utilizó munición de uranio empobrecido', ha indicado la fuente.

El uranio empobrecido es un derivado del proceso de producción de uranio enriquecido para reactores nucleares. Es 2,5 veces más denso que el acero, lo que le permite penetrar las defensas de búnqueres y vehículos acorazados. Los países que utilizan este material reconocen que es tóxico, pero no radiactivo. En cualquier caso, la fuente siria ha señalado que el bombardeo sirve más a un objetivo político que a uno militar. 'Varias fábricas y edificios civiles han sido destruidos. El objetivo era un simple almacén de armas convencionales. Este bombardeo es un ultimátum para nosotros, sin objetivo estratégico', ha argumentado.

'Este bombardeo es un ultimátum para nosotros, sin objetivo estratégico', apunta la fuente militar siria

Fuentes de los servicios secretos occidentales han apuntado a que el bombardeo tenía como objetivo un cargamento de armas destinado al partido-milicia chií libanés Hezbolá, pero el responsable sirio ha desmentido esta información. 'No había ningún equipo de valor en este lugar. Había sido retirado después del ataque anterior a esta instalación. Las pérdidas militares de este ataque son nimias', ha asegurado.

El general Masud Yazayeri, el subjefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Irán, principal aliado de Al Asad en Oriente Medio, ha calificado de 'propaganda y guerra psicológica' las noticias de los ataques de Israel. Según declaró Yazayeri a la agencia local de noticias iraní, Fars, el gobierno y sirio 'no necesitan el apoyo armamentístico de Irán' para defenderse de 'los enemigos'.

Para el general iraní, estas acciones 'no tienen ninguna repercusión en el destino de la región' y 'son como tirar piedras por parte de unos varios locos'. El general Yazayeri consideró que los promotores de estos ataques contra Siria son 'Estados Unidos, y algunos países ricos y con un potencial militar considerable en la zona'.

En tanto, China ha instado a 'todas las partes', sin citar explícitamente a Israel, a evitar el uso de la fuerza militar en Siria y a respetar la soberanía nacional de 'todos los países'. 'China también insta a todas las partes relevantes a actuar con contención y a evitar cualquier acción que pueda incrementar la tensión, así como a salvaguardar conjuntamente la paz y la estabilidad regional', ha añadido la portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Hua Chunying.

China ha instado a 'todas las partes', sin citar explícitamente a Israel, a evitar el uso de la fuerza militar en Siria

Las declaraciones de Hua coinciden con el inicio de la doble visita oficial a China tanto del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas (del 5 al 7 de mayo, a invitación del nuevo presidente del país, Xi Jinping), como del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu (entre el 6 y el 10 de mayo, invitado por el primer ministro, Li Keqiang). A la pregunta de si China pedirá a Netanhayu que ponga fin a los ataques aéreos sobre Siria, la portavoz del Ministerio se ha limitado a remitir cualquier respuesta a lo que se hable entre el primer ministro israelí y los dirigentes chinos.

Por otro lado, Rusia, otro de los grandes aliados del régimen de Al Asad, ha expresado sus sospechas de que las recientes especulaciones sobre el uso de armas químicas en Siria busquen preparar el terreno para una injerencia exterior en el país árabe. 'Nos causan una profunda preocupación los indicios de la preparación de la opinión pública internacional para una posible injerencia desde el exterior en el prolongado conflicto interno en Siria', reza un comunicado del Ministerio de Asuntos de Exteriores ruso.

Moscú llamó al respecto a 'dejar de politizar esta cuestión tan importante (como es el uso de armas químicas en Siria) y exacerbar los ánimos antisirios'. Con todo, la cancillería rusa recordó que Carla del Ponte, miembro de la comisión internacional auspiciada por Naciones Unidas para investigar las violaciones de derechos humanos cometidas en Siria, declaró recientemente que la ONU dispone de datos sobre un posible uso de armas químicas por la oposición siria.

Rusia alerta de una posible injerencia exterior en el país árabe 

Además, Moscú mostró su inquietud en torno a la falta de reacción por la ONU sobre la denuncia del Gobierno sirio de un supuesto ataque con el uso de armas químicas llevado a cabo por grupos paramilitares de la oposición el pasado 19 de marzo en la localidad de Han al-Asal. 'Asimismo, estamos estudiando y analizando todas las circunstancias relacionadas con los particularmente alarmantes informes sobre los ataques aéreos perpetrados el pasado 3 y 5 de mayo por Israel contra instalaciones en los suburbios de Damasco', señala la nota oficial.

El comunicado advierte que una escalada del conflicto sirio podría 'crear nuevas fuentes de tensión' en Líbano y en la frontera sirio-israelí. Moscú reiteró la necesidad de atenerse a lo estipulado en el comunicado de Ginebra del 30 de junio de 2012, así como a las resoluciones 2042 y 2043 del Consejo de Seguridad de la ONU 'respetando la soberanía e integridad territorial de Siria'. 'No se puede dejar que el conflicto interno sirio adquiera un carácter internacional', urge el comunicado.

La comisión de la ONU encargada de investigar las violaciones de derechos humanos en Siria tiene prohibido el acceso al país, por lo que gran parte de su investigación se basa en el trabajo que realizan en los países vecinos, incluida la recolección de testimonios entre refugiados, heridos, exsoldados y rebeldes, entre otras víctimas de la violencia armada.  La ONU calcula que a los más de 70.000 fallecidos en Siria desde el inicio del conflicto en marzo de 2011 se unen 5,5 millones de personas que han huido de sus hogares en el país. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) denunció hoy el asesinato de mujeres y niños en las recientes masacres ocurridas en las localidades sirias de Banias y Al Baida, en la costa mediterránea.

En un comunicado, la directora regional de Unicef para Oriente Medio y Norte de África, María Calivis, manifestó su 'horror e indignación' por lo sucedido en esas dos poblaciones, donde fueron asesinadas los pasados 2 y 3 de mayo decenas de personas, incluidos niños y mujeres. La responsable de esa agencia de la ONU recordó que en Siria 'la violencia brutal está causando un sufrimiento humano extremo y pérdida de vidas'. 'Todas las partes deben cumplir con sus obligaciones legales internacionales y respetar la inviolabilidad de las vidas de los niños', apuntó.