Público
Público

Decapitada una periodista mexicana por denunciar a narcos por Internet

La cabeza de la víctima fue encontrada junto a un teclado, un ratón y varios cables de ordenador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía mexicana ha encontrado el cuerpo decapitado de María Elizabeth Macías, de 39 años, redactora jefe del diario Primera Hora de Nuevo Laredo (México), asesinada por denunciar a narcotraficantes en las redes sociales, informaron hoy fuentes oficiales.

La Fiscalía general del estado de Tamaulipas, fronterizo con EEEUU, informó en un breve comunicado que el cuerpo sin vida de María Elizabeth Macías se localizó ayer en un barrio de la ciudad de Nuevo Laredo.

El cuerpo desmembrado fue hallado en el monumento a Cristóbal Colón, ubicado en una de las avenidas de esa ciudad fronteriza, con las piernas y el tronco arrojados en el césped, mientras que la cabeza fue hallada en un macetero junto a un teclado de ordenador, un ratón, cables, audífonos y altavoces.

Según la fiscalía, los criminales dejaron una nota en el que se destacaba que Macías, que firmaba como 'La nena de Laredo', utilizaba las redes sociales para denunciar las actividades criminales de los narcotraficantes.

El pasado 13 de septiembre, otros dos jóvenes fueron asesinados y colgados en un puente peatonal de esa ciudad del estado de Tamaulipas, presuntamente por utilizar las redes sociales en Internet para comentar situaciones de riesgo de la lucha que mantiene el Gobierno mexicano contra el crimen organizado.

México es considerado el país de América más peligroso para la prensa. En México, desde el año 2000, han muerto 77 comunicadores, nueve de ellos en este año. 

Los residentes de las ciudades fronterizas mexicanas a menudo publican bajo seudónimos para denunciar la violencia de bandas de narcotraficantes, ya que esos mensajes en internet permiten cierto grado de anonimato. Los medios de comunicación locales están a menudo muy intimidados para denunciar la violencia.

Mientras tanto la comunidad de periodistas está consternada y esperan que las autoridades resuelvan pronto este crimen.