Publicado: 09.12.2013 09:11 |Actualizado: 09.12.2013 09:11

Decenas de miles de manifestantes ucranianos levantan barricadas y bloquean edificios públicos

Entre cien mil y un millón de personas protestan en la Plaza de la Independencia. El Gobierno despliega cerca de 5.000 policías y alerta sobre la alta probabilidad de que se produzcan "provocaciones violentas" durante este domin

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Decenas de miles de personas marchan por la capital ucraniana con intención de instalar nuevos campamentos, levantar barricadas y bloquear la mayoría de los edificios oficiales en el llamado Barrio Gubernamental de Kiev. Alrededor otra 2.000 personas, sobre todo simpatizantes del partido nacionalista Svoboda, levantaron barricadas en otra de las principales calles de la ciudad, por la que se accede a la sede del Gobierno de Ucrania.

La práctica de levantar barricadas se ha repetido a decenas de metros de la sede del Ejecutivo, que, como la mayoría de los edificios gubernamentales de Kiev, está protegido por un despliegue de más de mil policías, entre ellos el cuerpo especial de antidisturbios Berkut. A su vez, las tropas del Ministerio del Interior (encargadas de velar por el orden público), protegen el edificio de la Rada Suprema (Parlamento ucraniano).

Una columna integrada por miles de personas partió desde la Plaza de la Independencia, en el centro de Kiev, después de que Alexandr Turchínov, número dos del partido opositor Batkivshina (Patria), llamara a los congregados  a instalar el campamento de protesta "en todo el barrio gubernamental". A su vez, el líder de Batkivshina, Arseni Yatseniuk, exclamó ante cientos de miles de personas reunidas en la multitudinaria manifestación contra el presidente ucraniano, Víctor Yanukóvich, que la oposición "amplía su acción" desde la Plaza de la Independencia, en la que miles de opositores pernoctan desde hace una semana, a otros lugares de la ciudad.

Los soldados separan a miles de opositores de al menos otras tres mil personas que han iniciado hoy una acción de apoyo a Yanukóvich y a su Partido de las Regiones frente a la sede del Legislativo.

Euromaidán 

Cientos de miles de personas llegadas de toda Ucrania han tomado este domingo el centro de la capital para exigir la dimisión del presidente ucraniano, Víctor Yanukóvich, y la convocatoria de elecciones anticipadas, tras más de una semana de protestas para pedir al Gobierno la firma del acuerdo de asociación con la Unión Europea. Si bien la oposición cifra en un millón el número de asistentes a la concentración, la Policía rebaja este número hasta las 100.000 personas.

La Plaza de la Independencia, conocida ya en todo el mundo como el Euromaidán (maidán es plaza en ucraniano) y donde la oposición mantiene cientos de tiendas de campaña, se ha quedado pequeña y los manifestantes han llenado algunas calles que confluyen en la plaza y también la colina que se eleva sobre la misma.

Las calles y el transporte público de Kiev están abarrotados de personas que fluían sin parar hacia la Plaza de la Independencia, donde a mediodía (09.00 GMT)  tuvo lugar un un mitin de los líderes de la oposición al Partido de las Regiones de Yanukóvich.

Líder opositor: "No queremos vivir en un Estado policial. Queremos vivir en un Estado moderno y lo conseguiremos"

En un guiño a la oposición rusa al Kremlin, que en los últimos años ha organizado en Moscú varias manifestaciones llamadas La Marcha de los Millones, los europeístas ucranianos celebran en el Euromaidán una acción de protesta llamada La Marcha del Millón a la que esperan que acudan cientos de miles de personas.

Un grupo de ciudadanos británicos han llegado al Euromaidán con banderas del Reino Unido en mano, en unas de las cuales se puede ver una inscripción en ucraniano que reza "Gran Bretaña está con vosotros".

Poco antes, un centenar de activistas con la boca tapada con cintas negras recorrió la calle Jreschatik, la principal arteria de Kiev que atraviesa la Plaza de la Independencia, en una acción denominada como La marcha silenciosa del pueblo ucraniano para expresar su apoyo a los periodistas atacados por los antidisturbios el pasado fin de semana.

Mientras, casi 5.000 agentes de policía velan por el orden público en el centro de la capital del país, según el Ministerio de Interior ucraniano. Tanto la Policía de Kiev como la oposición han advertido a los congregados sobre la alta probabilidad de que se produzcan provocaciones violentas durante la jornada de hoy.

El partido opositor Batkivshina (Patria), liderado desde la cárcel por la ex primera ministra Yulia Timoshenko, ha denunciado en un comunicado que las autoridades tienen intención de usar a cerca de mil saboteadores a sueldo para provocar desordenes públicos en el Euromaidán y obtener así el pretexto para declarar el estado de excepción en la ciudad.

A poco más de un kilómetro de la Marcha del Millón, frente a la sede de la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania, alrededor de 3.000 personas llegadas también de todo el país han iniciado una acción de apoyo a Yanukóvich y a su Partido de las Regiones.

El enfrentamiento ha elevado el temor por la estabilidad política y económica de Ucrania, una ex república soviética de 46 millones de personas que tiene frontera con cuatro estados de la UE y que es la ruta de tránsito principal del gas ruso hacia Europa.

"Queremos enviar un mensaje de que no queremos vivir en un Estado policial. Queremos vivir en un Estado moderno y lo conseguiremos", dijo Vitaly Klitschko, un líder opositor que dice que Yanukovich quiere volver a los tiempos del pasado soviético.

Unas 350.000 personas se reunieron el domingo pasado, después de una represión policial contra los manifestantes que llevó a la condena de varios países occidentales.

Desde entonces la Policía ha amenazado con expulsar a los manifestantes que ocupan edificios público, entre ellos la Alcaldía de Kiev o la sede del Gobierno, y las protestas parecen estar lejos de concluir.