Publicado: 20.02.2014 09:44 |Actualizado: 20.02.2014 09:44

Decenas de muertos tras el fin de la breve tregua en Kiev

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El baño de sangre se ha desatado en Kiev. Los últimos enfrentamientos, tras una exigua tregua de apenas 12 horas, han causado decenas de muertos. El Ministerio de Sanidad de Ucrania ha cifrado hoy en 75 personas el número oficial de fallecidos y 363 heridos en los últimos dos días. Por su parte, la cadena de televisión estadounidense CNN, que cita a fuentes médicas de los manifestantes, habla de cerca de 100 fallecidos y 500 heridos sólo en este jueves.

Un opositor denuncia, por su parte, que 60 personas han muerto a manos de las fuerzas de seguridad. El diario local Kiev Post, que ha desplegado a tres reporteros en la Plaza de la Independencia, epicentro de las batallas, ha contado más de 40 cadáveres, mientras la agencia Reuters rebaja la cifra a 21. El único balance oficial de víctimas mortales ofrecido señala que han muerto 39 personas, que se suman a las 28 víctimas mortales registradas el martes.

De acuerdo con el rotativo ucraniano, la mayoría de las víctimas habían resultado alcanzada por disparos de bala en los enfrentamientos de este jueves junto al Palacio de Octubre ante el avance de los manifestantes hacia el lugar donde estaban apostados los antidisturbios. El diario apunta a que los agentes habrían empleado munición perforante en algunos casos, ya que los chalecos antibala que llevaban algunas de las víctimas presentaban agujeros.

El diputado Sviatoslav Janenko, del partido opositor ucraniano Svoboda (Libertad) asegura que las fuerzas de seguridad "están utilizando balas de combate comunes y antiblindados. Disparan a matar". El parlamentario, jefe del servicio médico del denominado Estado Mayor de Resistencia Nacional, indicó que la mayoría de los muertos y heridos se ha producido junto la plaza de la Independencia (el Maidán), corazón de las protestas que estallaron en Kiev hace tres meses. "Los hospitales están atestados de heridos, de decenas de personas con heridas de bala", ha denunciado por su parte la Defensora del Pueblo ucraniano, Valeria Lutkóvskaya.

Según varios testigos, los enfrentamientos con la Policía se han retomado al amanecer cuando un grupo de opositores radicales, pertrechados con cascos, escudos, palos y cócteles molotov, hizo retroceder a los antidisturbios y volvió a tomar el control de la Plaza Independencia. Los policías, que llevaban consigo a numerosos compañeros heridos, se replegaron corriendo hacia la calle Grushevski, que el pasado enero fue escenario de una batalla campal.

La inestabilidad ha provocado que la Rada Suprema (Parlamento), situada a unos centenares de metros, fuera evacuada. "Nos han pedido evacuarnos con urgencia", ha asegurado a lo medios locales el diputado Vladímir Litvín al abandonar la sede del Legislativo. El nuevo estallido de violencia se produjo poco después de que el Ministerio del Interior denunciara que un francotirador apostado en los altos de un edificio situado junto a la plaza de la Independencia (el Maidán) había herido a más de veinte efectivos de las fuerzas de seguridad. La oposición, por su parte, asegura que fueron las fuerzas de seguridad las primeras en abrir fuego.

La situación, lejos de poder estabilizarse, tiene visos de encrudecerse aún más. Los manifestantes han capturado a 67 policías y los mantienen retenidos en la sede de la compañía estatal de energía eléctrica, cerca del ayuntamiento de Kiev. Una fuente de Interior ha advertido de que para la liberación de sus colegas "las fuerzas de seguridad tienen derecho a emplear todos los medios que les permite la ley, incluidos las armas".

De momento el ministro, Vitali Zajárchenko, ha ordenado la entrega de armas de combate a la policía. "Hoy se ha disparado contra los efectivos policiales con armas de fuego. En las calles mueren no sólo los agentes del orden, sino los ciudadanos pacíficos, han comenzado los pogromos en Kiev y las regiones occidentales de Ucrania", dijo. Entre los capturados hay agentes de 18 y 19 años de edad sin apenas entrenamiento y armados únicamente con porras de goma. Algunos, según Kiev Post, llevan sin comer más de 24 horas. Los manifestantes ya han avisado de que su depende del resultado de las negociaciones entre el movimiento de protesta y el Gobierno.

El inicio de los enfrentamientos siguió a una noche de relativa calma en la capital ucraniana. A última hora del miércoles, el presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, y los líderes de la oposición con representación parlamentaria acordaron una tregua para estabilizar la situación en el país. Sin embargo, la oposición radical, en particular el grupo Sector de Derechas, rechazó el acuerdo con las autoridades.

[Pincha aquí para seguir a nuestro bloguero Alberto Sicilia, que narra en directo lo que está ocurriendo en Kiev desde primera línea]