Público
Público

La decisión del juez Andreu indigna a Israel

Fuentes oficiales aseguran que España "no puede pretender participar en el proceso de paz y al mismo tiempo ser parte del problema"| Ehud Barak dice que "hará todo lo posible" por anular una querella que califica de &q

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La decisión del juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, de imputar al ex ministro de Defensa israelí, Benjamin Ben-Eliezer, y a otros seis militares un delito contra la Humanidad por un ataque en Gaza que causó 14 muertos en 2002, no ha sentado nada bien en Israel, donde el rechazo a la decisión de Andreu y las críticas a España copan los medios informativos.

La radio israelí ha abierto el principal informativo de la tarde con este asunto. Además, 'fuentes oficiales' del Gobierno israelí dicen que España 'no puede pretender participar en el proceso de paz y al mismo tiempo ser parte del problema'.

Benjamin Netanyahu, ex primer ministro, ha definido de 'ridícula' la decisión el juez Andreu, según recoge el diario Haaretz.

Un oficial del ejército que es abogado ha dicho que antes de actuar estudiarán el auto del juez Andreu, aunque el ejército espera que el ministerio de Exteriores israelí se ponga ya manos a la obra por la vía diplomática para impedir el proceso, informa Eugenio García Gascón, corresponsal de Público en Jerusalén.

El ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, afirmó hoy en un comunicado que 'hará todo' lo necesario por anular la querella. En el texto, divulgado por el ministerio israelí de Defensa, se califica de 'delirante' la querella.

'El ministro (Barak) tiene la intención de combatir con todo vigor las acusaciones en España, y hacer todo lo necesario para lograr la anulación de la querella', se precisa en el comunicado.

En el comunicado se cita a Barak, que afirma que 'quien califique de Crímenes contra la Humanidad la liquidación de un terrorista vive en un mundo al revés', en alusión a que el objetivo del ataque fue Salaj Chehadeh, dirigente del movimiento islamista Hamás.