Publicado: 07.11.2013 10:21 |Actualizado: 07.11.2013 10:21

Declarado culpable un exmilitar que instigó el golpe contra Correa

El 30 de septiembre de 2010, una protesta de policías derivó en un alzamiento armado en el que el presidente fue agredido.  Fidel Araujo aparecía en unas imágenes de televisión liderando un regimiento alzado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal Quinto de Garantías Penales de Pichincha ha declarado culpable al mayor en servicio pasivo del Ejército, Fidel Araujo, por incitar a la rebelión policial contra el presidente del país, Rafael Correa, en los hechos del 30 de septiembre del 2010, según ha informado el diario ecuatoriano Hoy.

La sentencia aún no ha sido notificada, pero el letrado ha anunciado que apelará "para hacer valer los derechos constitucionales del mayor Fidel Araujo". Y es que este agobado, Reinaldo Zambrano, ha indicado que el tribunal ha tomado esta decisión "sin que haya ninguna prueba material de la infracción, ni responsabilidad en contra de su defendido".

Mientras, Caupolicán Ochoa, abogado patrocinador del Ministerio de Justicia, afirmó que se recogieron en el proceso todas la pruebas testimoniales, materiales y documentales. "El Tribunal ha cumplido con todas las exigencias del caso", destaca el diario El Telégrafo. Respecto a la anterior audiencia, en la que se declaró inocente a Araujo, comentó que fue anulada porque lamentablemente no se declaró la audiencia reservada, como correspondía.

En abril de 2011 el IV Tribunal Penal de Pichincha resolvió declarar a Araujo inocente de incitar a la revuelta policial del 30 de septiembre de 2010. Sin embargo, en marzo del año pasado la Segunda Sala Penal de la Corte de Justicia de Pichincha declaró nulo ese fallo, con lo que se reinició el proceso en su contra.

El exmilitar fue acusado de incitar a la rebelión contra una ley que reformó el régimen salarial de la fuerza pública al aparecer en videos que lo muestran hablando por celular en los alrededores del principal regimiento policial de Quito, donde estalló la protesta.

El 30 de septiembre de 2010, una protesta de policías derivó en un alzamiento de proporciones en el que el presidente del país, Rafael Correa, que fue agredido, se refugió en un hospital de la policía. El mandatario, que había acudido al lugar de la protesta para hablar con los agentes sobre sus inquietudes salariales, fue rescatado en una operación militar en medio de un intenso tiroteo.

Correa considera que en esa jornada, en la que fallecieron unas diez personas, hubo un intento de golpe de Estado en su contra, instigado por grupos de oposición y "malos oficiales" de la Policía. Araujo aparecía en unas imágenes de televisión durante las primeras horas de la revuelta en el regimiento Quito Número Uno donde ocurrieron la protestas.