Público
Público

El Departamento de Seguridad Nacional de EEUU niega "ataques" de hackers rusos en las elecciones de 2016

"La mayoría de las actividades fueron simples escaneos, lo que pasa constantemente en la web. No lo definiría como un ataque", declara ante el Congreso de EEUU el jefe de la protección de infraestructuras reales y virtuales del Estado

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:

Christopher Krebs, Alto Funcionario en funciones de Subsecretario de Protección Nacional y de la Dirección de Programas del Departamento de Seguridad Nacional, durante la comisión.

El responsable de supervisar la integridad de las infraestructuras físicas y virtuales del Departamento de Seguridad Nacional (DSN) de EEUU, Christopher Krebs, afirmó este miércoles ante la comisión del Congreso estadounidense que investiga la supuesta injerencia rusa en las elecciones que llevaron a Donald Trump a la presidencia del país en 2016, que no tiene datos de "ataques" de hackers rusos contra los sistemas de votación utilizados en dicho proceso.

"Cuando describen estas cosas como ataques creo que están exagerando sobre lo que pudo pasar en los 21 estados mencionados", expuso Krebs. Según han publicado las mayores cabeceras estadounidenses, las "máquinas de voto" de esos 21 estados fueron atacadas por hackers rusos, que pudieron influir en la votación y el conteo final.

"La mayoría de las actividades fueron simples escaneos, lo que pasa constantemente, probablemente esté pasando ahora en sus páginas personales, el escaneo es una actividad normal en la web. No lo definiría como un ataque, es un paso previo", explicó Krebs, ex responsable de ciberseguridad de Microsoft, designado en marzo de este año Alto Funcionario en funciones de Subsecretario de Protección Nacional y de la Dirección de Programas del DSN. "En la gran mayoría de esos 21 estados, solo registramos el escaneo. Dentro de eso 21, en un grupo muy pequeño estuvo en peligro el registro de votantes, pero no el conteo del voto", añadió el funcionario, explicando que en esos casos, los sistemas de seguridad impidieron el ataque.

Krebs contestaba a la pregunta de la congresista Robin Kelly, del partido demócrata, que lo acusaba de retrasar la entrega de información al Congreso. "No estoy al tanto de ningún retraso", contestó Krebs, que explicó que los documentos entregados corresponden al registro de llamadas de su departamento, ya que no tienen pruebas de esos "ataques" contra las máquinas de voto.

"Lo que hemos visto en la mayoría de los casos es un drive-by", continuó Krebs: "Estás andando por la calle, llamas a una puerta pero no sabes lo que hay dentro, puede que eches una ojeada a la casa del vecino buscando una llave. Siento lo mundano de la analogía, pero eso es todo lo que vimos. Un drive-by llamando a las puertas para ver si estaban cerradas".

El Congreso estadounidense alberga desde el principio de la legislatura un comisión de investigación que analiza la posible injerencia rusa en las elecciones de 2016. El Departamento de Seguridad Nacional notificó el pasado mes de septiembre que los hackers del gobierno ruso podían haber intentado acceder a los sistemas de 21 estados durante las elecciones.

DISPLAY CONNECTORS, SL.