Público
Público

La derecha gana las elecciones presidenciales de Finlandia

Los comicios ponen fin a tres décadas de presidencias socialdemócratas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El candidato conservador y europeísta Sauli Niinistö se confirma como el ganador en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Finlandia. Con el 96% de los votos escrutados, se ha impuesto con claridad a su rival ecologista Pekka Haavisto.

Según los datos de la Comisión Electoral, el escrutinio otorga a Niinistö el 62,8 % de los votos,  frente al 37,2 % que ha obtenido Haavisto. Los analistas atribuyen al electorado rural y a los votantes de centroderecha el respaldo mayoritario al Partido de la Coalición Nacional. Algo que justificaría que el candidato verde haya mejorado su marca en el último momento, cuando se ha contabilizado el voto de las grandes ciudades, donde Haavisto cuenta con más apoyos.

Tras reconocer la derrota, el ecologista, favorito del electorado de izquierdas y de los jóvenes menores de 30 años, ha dicho no sentirse decepcionado con el resultado, ya que, en su opinión, tanto él como sus colaboradores han hecho una buena campaña y han quintuplicado el apoyo que su partido tiene en el Parlamento de Helsinki: 'Esta campaña va a dejar una profunda huella en la política finlandesa, porque hemos logrado que se hable de la tolerancia y de los excluidos de nuestra sociedad', ha asegurado.

El triunfo ya augurado de antemano por todas las encuestas, confirma la victoria histórica de Niinistö, que se convierte en el primer jefe del Estado finlandés del partido conservador Kokoomus desde 1956.

Los comicios de este domingo ponen fin a tres décadas de presidencias socialdemócratas, después de que el candidato de esta formación (el Partido Socialdemócrata de Finlandia), el ex primer ministro Paavo Lipponen, quedara eliminado en la primera ronda al conseguir tan solo el 6,7 % de los sufragios.

Además, por primera vez desde la independencia del país en 1917, el partido conservador ostenta al mismo tiempo la presidencia y la jefatura del Gobierno. Y es que, en abril del año pasado, el Partido de la Coalición Nacional también se hizo con la victoria en las elecciones parlamentarias. En ellas, el partido de extrema derecha Auténticos Finlandeses se convirtió en la tercera fuerza más votada del país, pero entonces el Partido Socialdemócrata recibió el 19,1% de los sufragios, alcanzando la segunda posición en el Parlamento.