Público
Público

El desalojo violento de Tahrir causa un millar de heridos

Los jóvenes egipcios protestaban contra el régimen de transición del general Tantawi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 

Por segundo día consecutivo, la Policía egipcia utilizó ayer métodos antidisturbios para dispersar a miles de jóvenes que se habían congregado en la cairota plaza Tahrir, el epicentro de la Revolución del 25 de enero, para protestar contra el régimen de transición que lidera el general Mohamed Husein Tantawi.

Entre las consignas que gritaron los manifestantes, una proclamaba: 'El pueblo quiere la caída del general', en referencia a Tantawi, jefe del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas. La Policía utilizó gases lacrimógenos, porras y cañones de agua. Un millar de jóvenes, además de 40 agentes, resultaron lesionados durante las trifulcas del martes y el miércoles.

Los disturbios comenzaron cuando un grupo de familiares de los fallecidos durante los 18 días que duró la revolución celebraban un acto en memoria de las víctimas, exigiendo que se juzgue a los responsables de las fuerzas de seguridad que causaron sus muertes. Los incidentes se desplazaron a la plaza Tahrir y los jóvenes empezaron a arrojar piedras y cócteles molotov contra los policías que acudieron a dispersarlos.

Los manifestantes protestaban por distintos motivos. Algunos alegaban que el régimen militar está demorando demasiado el juicio contra el entorno del expresidente Hosni Mubarak, que consideran plagado de corruptos.

Otros manifestantes de la plaza Tahrir, que ayer permaneció cerrada al tráfico, explicaron que estaban protestando por la actuación policial del martes, que consideraban muy violenta y similar a la represión que siguió a la revolución.

La transición del régimen de Mubarak a la democracia está resultando complicada en Egipto, donde se espera que se celebren elecciones legislativas en septiembre. Los últimos choques entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes habían tenido lugar el 9 de abril, cuando la Policía Militar ocupó la plaza Tahrir y causó varios heridos durante su desalojo.