Público
Público

La desconfianza norcoreana

Claves para entender a Pyongyang ante las maniobras de EEUU y Seúl

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Corea del Norte, con sus 23 millones de habitantes tiene casi la mitad de población que Corea del Sur. Su nivel de vida es muy inferior, y la esperanza media de vida en varones no alcanza los 70 años, diez años menos que en el Sur. Gobernada por una nomenclatura estalinista hereditaria, tiene complejo de fortaleza asediada y temor a ser invadida. En este contexto, ¿qué sentido tienen las maniobras militares en la frontera por parte de Seúl? Parece irresponsable e innecesario. Quizá por ello haya sido cesado el ministro de Defensa de Corea del Sur. Por el contrario, fuentes militares de Estados Unidos anuncian nuevas maniobras para el próximo mes.

El 9 de agosto del 1945, las tropas de la URSS liberaron el norte coreano de la invasión japonesa. Tras la capitulación del Japón ante EEUU el 15 de agosto, las dos potencias dividieron por el paralelo 38º a Corea en dos zonas de ocupación, como lo hicieran en Alemania. Cada una de ellas impuso su tipo de administración en su zona: el norte comunista y el sur capitalista. Al poco comenzó la Guerra Fría entre Estados Unidos y la URSS.

EEUU sólo acepta como reunificación la absorción del Norte por el Sur

En 1950, Corea del Norte invadió Corea del Sur. La ONU, en ausencia del representante soviético, aprobó el envío de tropas para restablecer la frontera en el paralelo 38º. Dichas tropas fueron en su mayoría efectivos de EEUU, quien además de la Armada del Pacífico, posee una enorme base naval en Okinawa (Japón). Al mando se colocó al general MacArthur, fanático partidario del colonialismo americano en el sureste asiático, quien ordenó rebasar los objetivos impuestos por la ONU, invadió Corea por completo y bombardeó la Manchuria china.

China reaccionó y, con oleadas de soldados 'voluntarios', y ayudó a los norcoreanos a recuperar el territorio perdido de nuevo hasta el paralelo 38º. Corea quedó así dividida, después del armisticio ya que no se firmó tratado de paz de 1953.

Clinton propició un acercamiento; Bush incluyó al Norte en su 'eje del mal'

La guerra, de tres años, costó más de tres millones entre muertos y heridos coreanos, en su mayoría civiles. Estados Unidos mantiene allí desde entonces un contingente de 32.000 soldados.

Pyongyang quiere negociar bilateralmente con Estados Unidos, a quien exige que dejen de amenazarla y que se retiren de la península para permitir un diálogo intercoreano sobre la reunificación. Por eso Estados Unidos insiste en conversaciones multilaterales, que incluyan a China, Rusia, la ONU y Corea del Sur, pues la única reunificación que EEUU está dispuesto a consentir sería una absorción del norte por parte del sur, como pasó con la Alemania del Este.

Durante la Administración de Bill Clinton y con la visita de la entonces secretaria de Estado Madeleine Albright, se inició un acercamiento y el atisbo de posibles negociaciones entre Washington y Pyongyang.

Irak permitió observadores y fue bombardeado. Otros sacaron lecciones

Pero el presidente belicista George W. Bush amenazó a Corea del Norte, Irán, Siria e Irak y les incluyó en lo que llamó el 'eje del mal'.

Irak permitió la entrada de los observadores de la ONU, y aún así fue bombardeado e invadido bajo la excusa de tener unas armas de destrucción masiva que no poseía.

Al ver esto, los otros países amenazados por Bush sacaron lecciones para sí mismos: consideran que las instituciones internacionales están siendo adulteradas y puestas al servicio de los intereses neocoloniales de Estados Unidos. Si colaboras con ellas te espiarán primero (caso del inspector australiano Buttler en Irak, informante de la CIA) y luego te invadirán. La tesis de 'si tú mismo no te puedes defender, serás bombardeado e invadido por EEUU' explica por qué Irán o el Estado norcoreano han dedicado enormes esfuerzos y recursos (en el caso de Corea del Norte, es un país pobre que padeció una hambruna en 1997) para desarrollar programas misilísticos y nucleares propios.

Corea del Norte, con sus nuevos misiles y la muy probable obtención de una bomba atómica ha realizado dos pruebas subterráneas, ahora sí puede alcanzar a tropas, bases y navíos americanos desplegados a medio alcance de su territorio, lo cual ha limitado drásticamente la capacidad de Washington para lograr una 'solución militar' a su contencioso en Corea.

Corea del Norte tomó medidas para que ningún Bush la pueda volver a amenazar, y ha declarado estar dispuesta a negociar con EEUU una reducción bilateral de armamento, a cambio de la garantía de no que no será invadida.

La respuesta que recibe ese régimen aislado y desconfiado es la realización anual de maniobras militares entre los ejércitos de EEUU y Corea del Sur, en las cuales se simula la invasión y desembarco en el Norte.

Además existen los ejercicios militares constantes que programa Seúl. En esta ocasión se han desarrollado en la isla surcoreana de Yeonpyeong, situada en la frontera entre ambos países en el mar Amarillo, en aguas disputadas por ambos países en la costa oeste de la península y a poco más de 100 kilómetros de Seúl.

El ejército de Corea del Sur admitió que estaba efectuando ensayos balísticos en Yeonpyeong, pero alega que los disparos habían apuntado al oeste y no al norte.

La agencia norcoreana KCNA aseguró que los militares surcoreanos habían sido los primeros en disparar 'decenas de proyectiles', lo que obligó al Ejército norcoreano a reaccionar, disparando hasta 200 proyectiles, según fuentes surcoreanas, contra la isla. El ejército de Corea del Sur respondió con más de 80 proyectiles. El penoso resultado es que dos soldados surcoreanos y dos civiles han muerto y hay 17 soldados surcoreanos heridos.