Publicado: 27.03.2014 11:35 |Actualizado: 27.03.2014 11:35

Detectadas 300 posibles piezas del avión malasio desaparecido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un satélite tailandés ha detectado unos 300 objetos en el océano Índico, a unos 200 kilómetros de donde el equipo internacional busca el avión de Malaysian Airlines desaparecido en la madrugada del 8 de marzo cuando viajaba de Kuala Lumpur a Pekín con 239 personas a bordo.

El director ejecutivo de la Agencia de Desarrollo de Geoinformática y Tecnología Espacial, Anond Snidvongs, señaló que entregaron las imágenes recogidas por el satélite Thaichote al Gobierno tailandés, que se las hará llegar a su vez a su homólogo malasio. Se trata del segundo gran avistamiento, tras la imagen de un satélite francés con 122 objetos flotantes captada el pasado 23 de marzo a unos 2.500 kilómetros al suroeste de la ciudad australiana de Perth.

Las autoridades australianas indicaron que han tenido que suspender las tareas de búsqueda aérea del avión en el Índico debido a las malas condiciones meteorológicas. "Los barcos permanecerán en la zona de búsqueda e intentarán continuar con las operaciones, pero todos los aviones regresan", anunció la Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (AMSA, por sus siglas en inglés). "El mal tiempo durará unas 24 horas", añadió el organismo australiano.

Once aviones (seis militares y cinco civiles) y cinco buques de Australia, China, Corea del Sur, Estados Unidos y Japón, participaron este jueves en el registro de un área de 78.000 kilómetros cuadrados, situada a unos 2.500 kilómetros al suroeste de Perth, la capital del estado de Australia Occidental.

El operativo tiene que confirmar la presencia de objetos fotografiados con satélites, entre ellos 122 piezas de entre uno y 23 metros que fueron captadas por un satélite francés a unos 2.557 kilómetros al suroeste de Perth el 23 de marzo. El miércoles, dos aviones avistaron tres objetos, que no están vinculados a los datos proporcionados anteriormente por los satélites, pero después no pudieron localizarlos a pesar de haber sobrevolado sobre el lugar en varias ocasiones.

El examen de los datos de radar y satélite ha llevado a los investigadores a concluir que el aparato dio la vuelta y acabó en el sur del océano Índico, en un lugar lejano de tierra y que no ofrece esperanzas de encontrar supervivientes.