Público
Público

Detenido en Alemania un niño de 12 años por intentar estallar una bomba

El menor, "muy radicalizado" fue instruido por un miembro de Estado Islámico. El joven colocó un artefacto en un mercado de Navidad, pero el detonador falló. Días después lo volvió a intentar. Un viandante vio algo sospechoso y alertó a la Policía. 

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:

El mercadillo de navidad de Ludwigshafen donde el menor intentó hacer estallar un artefacto. - EFE

MADRID.- La Policía ha detenido a un niño alemán de origen iraquí de 12 años por intentar estallar una bomba en el mercado de Navidad y junto a un centro comercial en la ciudad de Ludwigshafen y por tener relaciones con el grupo extremista Estado Islámico, según ha informado la revista Focus.

El menor puso el pasado 26 de noviembre un artefacto, un bote de cristal con una mezcla "altamente explosiva", en el mercadillo, pero éste no explotó, al parecer, por un fallo del detonador. El 5 de diciembre el joven trató de volver a colocar el explosivo entre unos arbustos junto a un centro comercial próximo al ayuntamiento de Ludwigshafen, esta vez dentro de una mochila con clavos, pero entonces un viandante vio algo sospechoso, alertó a la Policía y los artificieros desactivaron el detonador.

La Policía informó del hallazgo de este explosivo el 5 de diciembre, que obligó a cerrar la zona temporalmente, y ya apuntó que un menor podría estar involucrado. Entonces, las fuerzas de seguridad apuntaron que la sustancia explosiva era una mezcla del contenido de fuegos artificiales y bengalas y que, pese a que podía arder fácilmente, no podía explotar. La revista Focus ha señalado que el niño, que se encuentra en un centro de detención de menores, estaba "muy radicalizado" y, al parecer, fue instruido por un miembro de Estado Islámico.

El Fiscal Federal se ha hecho cargo de las investigaciones. Su portavoz, Stefan Biehl, se ha limitado a confirmar el inicio de las pesquisas, lo que ya implica que se trata de un delito grave, pero ha evitado dar más detalles sobre el caso. Un portavoz del Ministerio de Justicia ha declarado que aunque una persona no haya alcanzada la edad de responsabilidad penal, eso no significa que "no exista culpabilidad" ni sanción posible.

En una rueda de prensa rutinaria, el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, ha afirmado que la supuesta implicación de un niño de 12 años en un intento de atentado "naturalmente es una noticia que asusta a cualquiera". En tanto, el máximo responsable de la Fiscalía de Frankenthal, Hubert Ströber, ha señalado que el menor es nacido en esa misma ciudad, donde residía en el momento de los hechos que se están investigando.