Público
Público

Detenido un colono judío por matar a palestinos

El radical de extrema derecha culpa a agentes israelíes de incitar los asesinatos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La policía israelí detuvo el martes a Haim Pearlman, un colono judío de 31 años, a quien le imputan la muerte de cuatro palestinos entre 1997 y 2004, así como el intento de asesinar a otros siete en la misma época. Pearlman, que se encuentra en prisión preventiva, niega las acusaciones.

El caso de este colono que milita en el grupo Kahane Jai (Kaj), una organización extremista y xenófoba que en otra época estuvo representada en el Parlamento de Israel (Kneset) pero que hace algunos años fue declarada ilegal, está teniendo una gran resonancia en el país por varios motivos. Uno de ellos, que no es menor, es que, tras los primeros asesinatos, Pearlman trabajó como confidente para los servicios secretos del Shin Bet [ahora llamado Shabak] durante algunos meses.

También son extrañas las grabaciones de conversaciones que Pearlman mantuvo con agentes del Shin Bet para los que trabajó recientemente a cambio de modestas cantidades de dinero. Estas grabaciones, que ayer se difundieron en parte, contienen incitaciones directas al asesinato de dos importantes figuras de la comunidad árabe israelí, el diputado en la Kneset Taleb Al Sana y el líder religioso musulmán Raed Salah.

En las grabaciones, realizadas por el propio Pearlman, los agentes del Shin Bet le incitan a asesinar a esas dos figuras de una manera explícita. El colono sostiene que las grabaciones son auténticas mientras que los servicios secretos aseguran que ninguno de sus agentes ha vulnerado la ley. Además, Pearlman dice que las cuatro imputaciones de asesinato son la venganza del Shin Bet por haberse negado a denunciar a otros correligionarios y amigos extremistas.

Pearlman es un conocido personaje en Cisjordania, sobre todo por la policía israelí por su participación en acciones de la extrema derecha religiosa. Reside cerca de Yavne, ciudad costera de Israel, y en la época en que, según la policía, comenzó a asesinar a palestinos estudiaba en una escuela rabínica que se identifica con las ideas del rabino Meir Kahane, el inspirador de Kaj, quien a su vez fue asesinado en Estados Unidos en 1990 por un palestino.

El juzgado de la localidad de Petah Tikva, encargado del caso, aún no ha permitido que Pearlman se reúna con su abogado, Adi Keidar, cuyos honorarios corren a cargo de una organización judía que apoya a los colonos. Al igual que Pearlman, su abogado dice que todo el asunto es un montaje del Shin Bet contra su cliente porque este se ha negado a trabajar para los servicios secretos.