Público
Público

Detenido en España un responsable del incendio en una discoteca rusa

Pedraz lo envía a prisión tras negarse a ser extraditado a su país, que le reclama por organizar unos fuegos artificiales en un club de Perm donde murieron 156 personas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha enviado a prisión al empresario ruso Konstantin Mrykhin, detenido en Barcelona, después de que se haya negado a ser extraditado a su país, que le reclama por la muerte de 156 personas en un incendio que se produjo en 2009 en el club nocturno Khromaya Losad (Caballo Cojo) de la localidad de Perm, informaron fuentes jurídicas.

El magistrado, que le interrogó el miércoles, ha tomado esta decisión a la espera de que las autoridades rusas le remitan en un plazo máximo de 40 días la documentación en la que basan su petición de extradición, que podría suponerle una pena de diez años de cárcel por un delito de homicidio por imprudencia, según informó el Cuerpo Nacional de Policía.

Mrykhin era buscado por las autoridades rusas por haber organizado el 5 de diciembre de 2009 una fiesta de fuegos artificiales que provocó un incendio en el citado local, que carecía de medidas de seguridad. El pánico de los asistentes, que se encontraron cerradas todas las puertas del club, provocó la muerte de 156 personas.

Tras el ingreso en prisión de Mrykhin, se inician los trámites para ejecutar la extradición, que precisa del visto bueno del Consejo de Ministros. El instructor celebrará una nueva declaración para volver a interrogarle por su entrega y, si se vuelve a negar, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional celebrará una vista de extradición, tras lo cual el asunto volverá al Consejo de Ministros para su aprobación definitiva.

La investigación policial comenzó después de que agentes del Cuerpo Nacional de Policía constataran que Mrykhin, que trabajó como director comercial del citado club de Perm (ciudad situada 1.150 kilómetros al este de Moscú), podría residir en la provincia de Barcelona. Finalmente, ubicaron su domicilio en la capital catalana.

Tras continuas vigilancias en torno a su residencia, fue arrestado en las inmediaciones y puesto a disposición de la Audiencia Nacional. La detención fue realizada por agentes del Grupo Segundo de Crimen Organizado de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Barcelona.