Público
Público

Detenido un exdirector del coloso del armamento italiano Finmeccanica por corrupción internacional

Se trata de Paolo Pozzessere, acusado de la venta fraudulenta de armas a Panamá. Fue la persona que metió en un buen lío de comisiones ilegales al yerno de Aznar. También investigado un exministro de Berlusconi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía italiana ha detenido esta mañana a Paolo Pozzessere, exdirector comercial del coloso del armamento Finmeccanica y actual jefe de las relaciones comerciales con Rusia, por su presunta participación en la venta irregular de equipos militares a Panamá. En el marco de la investigación aparece también e exministro de Desarrollo Económico del último Gobierno de Silvio Berlusconi, Claudio Scajola, a quien se le acusa de corrupción internacional por otro negocio turbio de venta de fragatas en Brasil.

El nuevo escándalo de Finmeccanica pone otra vez en la picota a la empresa militar estatal, que en los últimos años ha visto implicados en casos de corrupción a un gran número de dirigentes. Esta mañana la Policía también ha registrado la casa de Paolo Graziano, representante de la patronal Confindustria en Nápoles. 

Pozzessere está acusado, como Scajola, de corrupción internacional por la venta de equipos de varias filiales a Panamá. Se trata de Agusta Westland, que produce helicópteros; Telespazio, especializada en satélites con carácter militar y comercial; y Selex, la compañía que fabrica equipos de telecomunicaciones con fines militares. Selex es, además, la empresa italiana que vendió productos al régimen de Bashar al Asad incluso después de que estallaran las revueltas en marzo de 2011 tal y como desvelaron los emails descubiertos por WikiLeaks y a los que tuvo acceso en exclusiva Público para los medios en español.

El exdirector comercial fue arrestado esta mañana en su residencia de Roma por orden de los fiscales de Nápoles Henry John Woodwock y Vincenzo Piscitelli, que ya habían encabezado con anterioridad otras investigaciones sobre el grupo Finmeccanica. Pozzessere ya era sospechoso de estar detrás de una trama de sobornos a funcionarios panameños que llevó a la cárcel a Valter Lavitola, íntimo amigo de Berlusconi y colaborador de uno de los proxenetas que proporcionaban jóvenes prostitutas de lujo al exprimer ministro durante sus fiestas en sus mansiones de Roma, Milán y Cerdeña.

Cuando estalló el caso, el diario La Repubblica publicaba la transcrpción de unas conversaciones del 21 agosto de 2011 entre Lavitola y Pozzessere, en las que hablaban de entregar un helicóptero al presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, 'como anticipo del pago de 30 millones' que se le había prometido.

Según la prensa, ni el helicóptero, ni el resto del pago fue entregado, ya que la operación se desbarató después de que el nombre de Lavitola apareciera en otro caso de un supuesto soborno a Berlusconi.

Pero Pozzessere es conocido, además, por ser la persona que acabó metiendo en un pequeño lío al yerno del expresidente español José María Aznar, Alejandro Agag. En la misma investigación, los fiscales interceptaron una conversación entre el exdirector comercial y la modelo colombiana Debbie Castaneda en la que ambos hablaban de la comisión que cobraría ésta si se cerraba una acuerdo de 600 millones de euros.

Ese negocio lo llevaba supuestamente Agag, que percibiría casi 30 millones de euros en comisiones pero nunca se cerró, lo que desató la ira de la miss colombiana.