Publicado: 01.06.2014 11:00 |Actualizado: 01.06.2014 11:00

Detenido en Francia un sospechoso del ataque al Museo Judío de Bruselas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un hombre sospechoso de haber causado la muerte a cuatro personas en el ataque perpetrado en el Museo Judío de Bruselas el pasado 24 de mayo fue detenido el viernes en Marsella (sur de Francia), informaron este domingo medios locales. El arrestado, un francés de 29 años originario de Roubaix (norte), portaba un fusil kaláshnikov y un revólver del mismo tipo que el utilizado en la capital belga y ha sido arrestado por asesinato y tentativa de asesinato, indicaron fuentes judiciales citadas por la prensa local.

La Fiscalía federal de Bélgica afirmó que el sospechosos llevaba consigo además un vídeo con la reivindicación de la autoría del tiroteo que mató a tres personas.

"Según las autoridades francesas, este hombre estaba en posesión de una grabación en la que una persona graba las armas y la ropa (que llevaba el autor del ataque) y segura haber cometido en Bruselas el ataque contra los judíos", señaló en rueda de prensa el fiscal general, Frédéric Van Leeuw.

 

El sospechoso fue detenido en la estación de autobuses Saint-Charles de Marsella y estaba fichado por la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI), que sospechaba que en 2013 se desplazó a Siria a participar en la "yihad". Se encontraba en un autobús procedente de Ámsterdam y entre sus pertenencias también había munición, una pequeña cámara de tipo GoPro y una gorra parecida a la que portaba el autor del ataque, según captaron entonces las cámaras de seguridad.

Su detención, iniciada el viernes al mediodía, podría prolongarse hasta el jueves, un total de 144 horas, en caso de que los investigadores consideraran la hipótesis de amenaza terrorista "inminente". La sección antiterrorista de la Fiscalía de París ha confiado la investigación a la DGSI, a la subdirección antiterrorista de la Policía Judicial (PJ) y a la dirección interregional de la PJ de Marsella.

Como consecuencia de ese ataque murieron tres personas el mismo día y una cuarta, que quedó herida de gravedad, falleció al día siguiente. Los fallecidos del sábado eran dos ciudadanos israelíes y una mujer francesa, mientras que la cuarta víctima era belga, según declaró la semana pasada la Fiscalía de Bruselas. El suceso provocó que el Gobierno belga decidiera elevar el mismo día el nivel de seguridad hasta cuatro en una escala de cinco, y reforzar la seguridad en torno a la sinagoga de Bruselas y de otros edificios judíos de la capital belga.