Publicado: 09.11.2013 13:53 |Actualizado: 09.11.2013 13:53

Detenido uno de los organizadores del viaje a Lampedusa que acabó en naufragio

Supervivientes del naufragio denuncian golpes, descargas eléctricas y violaciones a mujeres por parte de quienes orquestaron el viaje. Reconocieron al detenido en el centro de acogida de la isla italiana en el que siguen hacinados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las autoridades italianas han detenido este viernes a un joven somalí de 24 años que ayudó a organizar el fallido viaje de un barco con 500 inmigrantes a bordo que naufragó el pasado 3 de octubre frente a las costas de la isla de Lampedusa, dejando al menos 366 muertos.

El detenido, contra el que pesan cargos por secuestro de personas con fines extorsivos, asociación para delinquir con el objetivo de favorecer la inmigración ilegal, trata de personas y violencia sexual, ha sido identificado por los supervivientes de la tragedia.

Según informa la agencia ADNKronos, el joven llegó a Lampedusa el pasado 25 de octubre a bordo de una barcaza con otros 90 subsaharianos. Al llegar al centro de acogida de la isla, donde estaban los supervivientes de la tragedia, estos le han identificado como uno de los organizadores de la travesía.

Los supervivientes intentaron agredirlo, pero intervinieron los responsables del centro de acogida, que informaron a continuación a los investigadores de que el somalí era el responsable del malogrado viaje que había partido de las costas de Libia. Por ello, tras confirmar con los supervivientes los hechos, se ha procedido a su detención.

Por otra parte, los supervivientes han relatado a los investigadores la violencia con la que fueron tratados en todo momento por los traficantes. Antes de partir de Libia, estuvieron retenidos durante un mes bajo amenazas.

"Hemos sido torturados y maltratados durante días después de haber sido secuestrados en la frontera entre Sudán y Libia por un grupo de somalíes a bordo de un pick up bajo la amenaza de ametrallarnos", ha relatado uno de los eritreos supervivientes.

Según este testigo, fueron "golpeados" y algunos recibieron "descargas eléctricas". Además, una veintena de jóvenes fueron violadas, 19 de las cuales fallecieron en la tragedia. "Las mujeres eran violadas por los somalíes, entre ellos el detenido, que era el carcelero del campamento libio, y luego 'ofrecidas como regalo' a los milicianos libios", ha precisado.

Más de un mes después del letal naufragio, los supervivientes siguen hacinados en el centro de acogida de la isla italiana a la espera de una solución que no llega. El lugar en el que se alojan ha llegado a cuadruplicar su capacidad máxima de acogida, llegando a albergar a más de 1000 personas cuando en teoría sólo puede acoger a 250.

A pesar de las palabras comprometidas y los discursos condenatorios, y mientras la nueva misión militar italiana patrulla la zona, siguen llegando barcos cargados de inmigrantes que, en el mejor de los casos, llegarán a la costa en malas condiciones para esperar durante meses, días o semanas, que alguien les de soluciones.