Público
Público

Detenidos por gritar mientras hacían el amor

Una pareja fue a la cárcel en Israel por quejarse tras ser detenidos por protagonizar estruendosos gemidos durante el acto sexual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una pareja fue detenida en Israel por desacato a la autoridad después de protagonizar estruendosos gemidos durante el acto sexual, que sobresaltaron a los vecinos hasta tal punto de que alertaron a la Policía, informa hoy el servicio de noticias Ynet.

El suceso ocurrió la semana pasada en la localidad israelí de Holón, al sur de Tel Aviv, a altas horas de la madrugada, cuando los vecinos de un inmueble comenzaron a escuchar exagerados alaridos que no cesaban y llamaron a las fuerzas del orden.

Cuatro agentes se personaron en la vivienda y solicitaron a la pareja que se identificara, a lo que ambos se negaron y respondieron con altanería, según la versión policial.

La mujer denunció que los policías mostraron una 'actitud agresiva' que la conmocionó y obligó a 'responder de forma cínica', y a preguntar a una agente si ella gemía en el acto sexual.

Parece ser que a los policías no les gustó esa actitud y la pareja fue sancionada con una multa equivalente a casi cien dólares en el lugar de los hechos.

Posteriormente, la pareja fue esposada y conducida a la comisaría, donde se le abrió expediente penal por insultos y desacato a la autoridad, cargo castigado con pena de prisión de hasta seis meses.

La pareja permaneció arrestada hasta el mediodía del día siguiente, en que fue puesta en libertad.

'Cuando pregunté a los oficiales si ellos no hacían ruido cuando mantenían relaciones sexuales, debí herir profundamente sus sentimientos', declaró la mujer al servicio 'Ynet'.

'Ninguno de nosotros tiene antecedentes penales. No me puedo creer que en un momento y por nada, la Policía de Israel pueda entrar en la vivienda de un ciudadano privado y convertirlo en un delincuente. Puedo llegar a perder mi trabajo (un cargo relacionado con la seguridad) por esto', apostilló.

Los policías de Holón se defendieron alegando que la pareja les 'insultó y gritó' cuando acudieron al apartamento a requerimiento de los vecinos.