Público
Público

Dos detenidos en relación al último atentado en Irlanda del Norte

El IRA de Continuidad se ha atribuido el asesinato de un agente de policía norirlandés. Todos los partidos han vuelto a condenar el atentado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un joven de 17 años y un hombre de 37 han sido detenidos en relación con el asesinato de un agente perpetrado ayer por la noche, que se ha atribuido el IRA de Continuidad (escisión del Ejército Republicano Irlandés, IRA), informó hoy la Policía.

El agente, identificado como Stephen Paul Carroll, de 48 años, fue tiroteado en la localidad de Craigavon (sur de la provincia), mientras investigaba la denuncia de una mujer sobre una actividad sospechosa en la zona. El sospechoso resultó detenido en Craigavon, según la Policía, que no aportó más detalles sobre el arresto.

Además, al menos dos viviendas han sido registradas por las fuerzas del orden en la vecina zona residencial de Drumbeg en relación con la muerte de Carroll, de acuerdo con la cadena pública británica BBC.

La detención se efectuó después de que el IRA de Continuidad enviara a la agencia local Press Association (PA) un mensaje codificado en el que se responsabilizaba del ataque. El policía murió 48 horas después de que dos soldados fuesen asesinados en la provincia en un ataque del IRA Auténtico, otra organización disidente del IRA.

En el tiroteo - que se produjo a corta distancia- resultó herido el compañero del agente fallecido, según las fuerzas del orden. Este es el primer asesinato de un agente del Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI) desde la creación de este cuerpo en el año 2001 para reemplazar al Royal Ulster Constabulary (RUC).

Se trata, además, del primer asesinato de un policía en la provincia desde 1998, año en que el IRA Auténtico perpetró el atentado de Omagh, en el que murieron 29 personas, dos de ellas españolas.

El primer ministro británico, Gordon Brown, condenó hoy el crimen de la pasada noche y aseguró que 'no habrá un retorno a los viejos tiempos' en la provincia. 'Estos son asesinos que tratan de distorsionar, perturbar y destruir el proceso de paz que funciona para la población de Irlanda del Norte', subrayó Brown en una declaración en Londres.

El pasado sábado, dos soldados murieron y otras cuatro personas resultaron heridas en un ataque con armas de fuego perpetrado contra la base del Ejército británico de Massereene, a unos 25 kilómetros al norte de Belfast.

Ese atentado ocurrió un día después de que el PSNI informase de que ha solicitado la intervención de los servicios secretos (el MI5) y las Fuerzas Armadas británicas para afrontar la creciente amenaza de facciones disidentes del IRA.