Publicado: 09.08.2015 12:38 |Actualizado: 09.08.2015 18:08

Israel encarcela sin juicio a otros dos ultranacionalistas judíos

El Gobierno de Netanyahu intensifica su lucha contra el extremismo judío con nuevas detenciones. La OLP cifra en 11.000 los ataques por parte de extremistas, que suelen quedar impunes.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Familiares y amigos de una de las víctimas palestinas de los ataques de radicales judíos en Cisjordania. EFE/EPA/STRINGER

Familiares y amigos de una de las víctimas palestinas de los ataques de radicales judíos en Cisjordania. EFE/EPA/STRINGER

JERUSALÉN.-  Israel encarceló a dos supuestos extremistas judíos sin juicio el domingo, la segunda ocasión en que se ha usado esta medida para detener a ciudadanos israelíes desde el incendio letal de una casa palestina. Meir Ettinger y Eviatar Slonim fueron puestos en prisión preventiva durante seis meses, dijo el ministro de Defensa, Moshe Yaalon, en un comunicado. Un tercer hombre, Mordechai Meyer, fue detenido de forma similar el martes.

Estas nuevas medidas se producen después del incendio premeditado atribuido a radicales judíos contra dos viviendas de la aldea palestina de Duma, el 31 de julio, que acabó con la vida de un bebé de 18 meses y de su progenitor, fallecido el sábado, y dejó a la madre y a otro niño de la familia gravemente heridos con quemaduras que superan el 60 por ciento de la superficie corporal.



Israel tiene a cientos de palestinos en prisión preventiva. El gabinete de seguridad del primer ministro, Benjamin Netanyahu, aprobó usar la medida contra ciudadanos israelíes después del ataque incendiario en Cisjordania. El Ejecutivo de Benjamín Netanyahu prometió tener "tolerancia cero" con ese tipo de actuaciones, que calificó de "terrorismo judío", y el gabinete de seguridad israelí aprobó el pasado martes medidas excepcionales como la detención administrativa para los sospechosos de estos actos.

Tel Aviv Israel defiende el uso de la detención sin juicio, y dice que lo necesita para detener la violencia y permitir más investigaciones en casos donde no hay suficientes pruebas para juzgar, o donde acudir a juicio arriesgaría a exponer a informantes secretos.

El activista de ultraderecha Meir Ettinger, en su comparecencia ante el tribunal de Nazaret, el pasado 4 de agosto. REUTERS/Ammar Awad

El lunes pasado la Policía israelí y el Shin Bet arrestaron a Etinguer, considerado el sospechoso número uno del terrorismo nacionalista judío, acusado de varios ataques contra iglesias y blancos civiles palestinos y sospechoso de integrar una célula clandestina judía con su base de operaciones en Cisjordania. Nieto del rabino radical Meir Kahana, asesinado en 1990 por un palestino al concluir una conferencia en Nueva York, el detenido figuraba en las listas de sospechosos de los servicios de inteligencia desde 2010, cuando inició su andadura con los llamados "Jóvenes de las colinas", grupo que ha cometido incontables ataques contra palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes.

Slonim, también en la veintena, es sospechoso de pertenecer a un grupo radical judío y había sido arrestado bajo sospechas de haber incendiado una vivienda palestina en el sur de Hebrón, en noviembre de 2014.

El ministro de Defensa, Moshe Yaalon, acusó a Ettinger y a Slonin de "implicación en la actividad de un grupo extremista judío". Meyer había estado implicado en "recientes ataques terroristas como parte de un grupo terrorista judío", dijo Yaalon. No se mencionaron incidentes específicos.

La medida, no obstante, ha sido condenada por organizaciones defensoras de los derechos civiles en Israel, que aducen tanto en los casos de palestinos como de judíos, que es contraria al estado de derecho puesto que contraviene la presunción de inocencia. Honenu, un grupo de abogados israelíes que representan a los tres detenidos, condenó el uso de la detención sin juicio. "Ahora mismo hay tres detenidos. En los próximos días podrían ser 30, y podríamos terminar con 300", dijo uno de los abogados, Aaron Roze, a Radio Israel. "Esas órdenes ponen en peligro el sistema judicial entero".

Redada contra extremistas en Cisjordania

Por otro lado el domingo, una portavoz de la policía israelí dijo que la unidad que combate los delitos ultranacionalistas había realizado varios arrestos en asentamientos judíos en la ocupada Cisjordania. Declinó dar más detalles, citando una cláusula de prohibición. Algunos medios apuntaro que se trataba de, al menos,  siete israelíes sospechosos de estar implicados en ataques contra palestinos.

Los arrestos se practicaron en el enclave israelí de Adei Ad en el territorio ocupado de Cisjordania, y fueron llevados a cabo por la Policía israelí y el servicio de seguridad interno (Shin Bet), según la edición digital del diario The Jerusalem Post, que cita a una organización que asiste a judíos acusados de actos de terrorismo contra árabes, Honenu.

La Policía israelí confirmó que se produjeron "arrestos" de sospechosos en el transcurso de una redada nocturna practicada en la zona de Binyamín, que aglutina varios asentamientos judíos y enclaves ilegales. Toda construcción civil israelí en el territorio ocupado en 1967 es ilegal según la legislación internacional. La fuente, sin embargo, no precisó el número de sospechosos detenidos.

Estas operaciones se enmarcan en los esfuerzos de las fuerzas de seguridad israelíes para combatir el fenómeno del radicalismo judío a raíz del trágico suceso en Duma y las duras críticas a Israel por la impunidad rampante contra los autores de estos ataques. La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) cifra en 11.000 los ataques contra palestinos y propiedades, santuarios y propiedades por parte de extremistas israelíes, que suelen quedar impunes. El ministro palestinos de Exteriores, Riad Malki, acusó el sábado al "gobierno de extrema derecha israelí" de ser plenamente responsable del incendio atribuido a radicales judíos en la población palestina de Duma.