Público
Público

Detienen a un sospechoso por el envío de una carta con veneno a Obama

Kenneth Curtis ha sido arrestado en Tupelo (Misisipi). Su nombre y apellidos concuerdan con las iniciales que firman las misivas venenosas. Es un imitador de Elvis Presley. Las cartas fueron enviadas el 8 de abril desde Mepmphis.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las autoridades de Tupelo (Misisipi) arrestaron en la tarde de ayer (madrugada en España) al supuesto autor de las cartas aparentemente envenenadas con ricina enviadas al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y a un senador estadounidense.

El FBI cree que el autor de estos envíos es Paul Kevin Curtis, quien vive en el mismo estado por el que Wicker es senador. El sospechoso fue detenido en su casa en Corinth, Misisipi, y se 'cree que es responsable del franqueo de las tres cartas enviadas a través del Servicio de Inspección Postal de Estados Unidos, que contenían una sustancia granular que preliminarmente dio positivo por ricina', informó el Departamento de Justicia en un comunicado. 

Las cartas estaban escritas en términos idénticos e incluyen la frase: 'Ver un error y no divulgarlo es convertirse en un socio silencioso de su continuidad'. Las dos tienen además la misma firma: 'Soy KC y apruebo este mensaje', según un boletín de operaciones del FBI al que Reuters tuvo acceso.

Los investigadores también señalan que Kevin Curtis ha publicado diatribas en Internet y ofrecido espectáculos como imitador de Elvis Presley. En un comentario en un blog de Elvis en 2007, un Kevin Curtis se quejaba de que varios concursos sobre el cantante en varios estados del país 'estaban amañados y los jueces y los organizadores recibieron sobornos', firmando de la misma forma: 'Soy Kevin Curtis y apruebo este mensaje'.

Ambas misivas fueron enviadas el 8 de abril desde Memphis (Tennessee) y contienen el mismo texto: 'Ver algo incorrecto y no exponerlo es convertirse en un aliado silencioso de su continuación'.

El FBI descartó que la carta dirigida a Obama esté relacionada con las explosiones registradas el lunes en el maratón de Boston, al señalar que 'no hay indicios' que conecten ambos sucesos.

No obstante, la cercanía de los hechos contribuyó a aumentar la preocupación en un país con los nervios a flor de piel debido a la incertidumbre en torno a los ataques del lunes, que dejaron tres muertos y más de 170 heridos.

La misiva dirigida a Obama estaba impregnada de una 'sustancia granulada que dio positivo como ricina en un test preliminar' y fue interceptada el martes, al día siguiente de los atentados, en una oficina de correos fuera de la Casa Blanca, según informó el Buró Federal de Investigaciones (FBI).

'El sobre, dirigido al presidente Obama, fue inmediatamente puesto en cuarentena por el personal del Servicio Secreto, y se inició una investigación coordinada con el FBI', indicó la agencia.

La carta llegó el mismo día que otra dirigida al senador republicano Roger Wicker, y que también dio positivo por ricina, una toxina cuyo polvo blanquecino es mortal sólo con inhalarlo, si llega al torrente sanguíneo.

'Esto no ha afectado en ninguna manera a las operaciones de la Casa Blanca ni ha llegado en absoluto cerca del presidente', dijo Carney.

El Servicio Secreto no ha proporcionado detalles sobre la carta, más allá de señalar que fue interceptada en una oficina que 'de manera rutinaria identifica misivas o paquetes que requieren más controles o pruebas científicas antes de su entrega'.

El FBI informó además de que los filtros de una segunda oficina de revisión de correo dirigido a la Casa Blanca también 'dieron positivo por ricina esta mañana', por lo que el correo de esas instalaciones está siendo sometido a pruebas y advirtió de que los resultados de los distintos análisis pueden ser 'inconsistentes'.

'Sólo un análisis completo efectuado en un laboratorio acreditado puede determinar la presencia de un agente biológico como la ricina' en la carta enviada a Obama, indicó el FBI, que espera tener resultados definitivos en las próximas 24 a 48 horas.

Mientras, la policía del Capitolio de EE.UU. ordenó cerrar temporalmente parte de dos edificios de oficinas del Senado tras recibir informes sobre dos paquetes sospechosos, sin que por el momento haya trascendido si contenían alguna sustancia.

Las autoridades analizaron los paquetes e interrogaron al individuo que los entregó en la recepción de esos inmuebles en contra del protocolo de seguridad del Congreso, que exige que toda la correspondencia se envíe a una oficina situada a las afueras de la capital, en el estado de Maryland.

Una tercera 'carta de apariencia sospechosa' fue enviada a la oficina del senador demócrata Carl Levin en su estado natal, Michigan, según informó el legislador en un comunicado.

'La carta no se ha abierto y el personal de la oficina', localizada en la ciudad de Saginaw, 'alertó a las autoridades, que ahora están investigando', indicó Levin, quien subrayó que aún se desconoce 'si el correo presentaba una amenaza'.

El FBI advirtió de que es probable que 'se sigan recibiendo cartas' mientras las autoridades intentan esclarecer los motivos.

El ricino es una potente toxina que causa hemorragia intestinal, diarrea, vómitos, deshidratación e hipotensión. Tras una agonía de diez días, puede llegar a causar la muerte. De momento, no hay antídoto.

El suceso ha recordado los acontecimientos de hace casi 12 años, cuando varias catas con esporas de ántrax fueron enviadas a las oficinas en Washington de dos senadores y varios medios de comunicación en Nueva York y Florida, poco después de los atentados del 11-S.