Publicado: 02.08.2014 22:35 |Actualizado: 02.08.2014 22:35

Detienen a un yihadista en París y a otro en Bruselas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Este sábado han sido detenidos dos yihadistas en los aeropuertos de París y Bruselas en dos operaciones que, en principio, no están conectadas. Ambos son presuntamente retornados, voluntarios de origen europeo que han estado en Irak o Siria en las filas yihadistas y que posteriormente regresan a los países del norte como potenciales integrantes de células. 

Un yihadista franco-marroquí fue detenido en el aeropuerto parisino Charles de Gaulle al llegar procedente de Estambul, tras ser expulsado por las autoridades turcas, informó el Ministerio del Interior Galo en un comunicado. Su arresto fue posible gracias a la cooperación con Turquía, según la nota, que señala a ese país como "la vía principal de tránsito hacia Siria e Irak" de quienes viajan desde Francia a esa zona para unirse a la yihad de grupos extremistas.

Paralelamente, la Policía belga detuvo hoy en el aeropuerto de Charleroi, al sur de Bruselas, a un presunto miembro del grupo yihadista Frente al Nosra, movimiento sirio afiliado a Al Qaeda, que estaba en posesión de material audiovisual relacionado con asesinatos. El detenido, un hombre de 25 años y nacionalidad siria que llegó al aeropuerto en un vuelo procedente de la isla griega de Rodas, fue acusado de "participación en actividades de un grupo terrorista", según la agencia Belga.

En el momento de la detención, el joven poseía dos memorias USB que contenían vídeos de asesinatos relacionados con el Frente al Nosra y extractos de conversaciones, así como varios pasaportes falsos franceses, agrega la fuente. Este grupo yihadista está muy activo en la guerra civil siria, donde diferentes fuerzas opositoras combaten al régimen de Bachar al Asad. Por su parte, el detenido aseguró que es un periodista que ha podido recabar la información de que disponía al infiltrarse en un campamento de Al Nosra, donde afirmó que fue retenido como rehén por terroristas antes de lograr escapar hacia Turquía, Grecia y después Bélgica, a fin de publicar su reportaje.

El Gobierno francés recordó que tiene en marcha un plan de lucha contra el yihadismo que prevé dar más prerrogativas a los servicios secretos para enfrentarse a potenciales terroristas, así como nuevas figuras penales. El dispositivo contempla también la posibilidad de que familiares o allegados adviertan a las fuerzas del orden de una posible salida de Francia para combatir con grupos considerados terroristas. Ese proyecto de ley, según precisa el comunicado, fue presentado ante el consejo de ministros a principios de julio y será sometido a una primera lectura en el Parlamento francés el próximo mes de septiembre.