Público
Público

Dibujantes españoles exigen la libertad de un ilustrador preso en Guinea Ecuatorial 

Convocados por la Asociación Profesional de Ilustradores de Madrid, dibujantes y amigos del artista ecuatoguineano Ramón Esono han protestado frente a la sede consular del país africano en Madrid para que sea liberado el autor de una obra crítica con Teodoro Obiang.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

Varios de los dibujantes e ilustradores españoles concentrados frente a la Embajada de Guinea Ecuatorial para protestar contra el encarcelamiento de Ramón Esono. F.G.

“Solo por hacer tebeos ya nos quieren llevar reos”, “Caricaturas contra la dictadura” y “Teodoro, Teodorín, a prisión por delinquir” son algunas de las consignas que han coreado la treintena de personas que se han concentrado este lunes frente a la embajada de Guinea Ecuatorial en Madrid. ¿El motivo? Pedir la liberación del dibujante e ilustrador ecuatoguineano Ramón Esono.

“Esono ha sido encarcelado desde el día 16 de septiembre por realizar un cómic crítico con Teodoro Obiang y no sabemos nada de él”, explica Carla Berrocal, ilustradora y presidenta de Asociación Profesional de Ilustradores de Madrid (APIM), la asociación convocante del acto de protesta frente a la sede consular. “Queremos visibilizar su caso para que las autoridades españolas realicen algún tipo de presión y para pelear por la libertad de expresión”, añade Berrocal, quien considera a Esono “uno de los ilustradores africanos más importante”.

Andrés Juste es amigo de Esono y su entorno y califica la situación de “angustiosa” porque “lleva ya dos semanas detenido y con pocos visos de que pueda cambiar la situación”. Juste califica la detención del dibujante de “un montaje burdo”, al estar encarcelado bajo la acusación de blanqueo de dinero y falsificación de moneda, ya que “en el interrogatorio solo le preguntaron por su obra”.

“Obiang es el dictador más antiguo de toda África”, recuerda Cristina Pérez, que ha acudido a la concentración para exigir la libertad de Ramón Esono. “Ramón lo único que hizo fue ser crítico con su país”, destaca. En una de sus obras, La pesadilla de Obi, cuenta cómo la historia de un dictador africano al despertarse un día como un ciudadano normal que sufre la pobreza y represión de las autoridades. “Se han inventado una acusación para justificar su detención”, añade Pérez.

Varios de los dibujantes e ilustradores españoles concentrados frente a la Embajada de Guinea Ecuatorial para protestar contra el encarcelamiento de Ramón Esono. F.G.

Ramón Esono está casado con una ciudadana española y durante seis años residieron juntos en Paraguay. Recientemente la pareja se iba a mudar a El Salvador y el dibujante acudió a la misma embajada frente a la que ha ocurrido la protesta para renovar su pasaporte, pero “le pusieron pegas” con el objetivo de que fuera a Guinea Ecuatorial a realizar el trámite. Tras más de dos semanas en el país, fue apresado cuando estaba en compañía de dos ciudadanos españoles, a los que también detuvieron. Los dos españoles fueron liberados tras responder a varias cuestiones sobre el motivo de su estancia en Guinea Ecuatorial y su relación con Ramón Esono. El dibujante se encuentro preso en la prisión de Black Beach, conocida por las torturas y violaciones de derechos humanos reiteradas.

Una petición en Change ha recogido cerca de 6.000 firmas para pedir la libertad del artista y Amnistía Internacional ha lanzado una campaña “para solicitar la liberación inmediata” del ilustrador. Para Human Rights Watch, esta detención es el episodio más reciente de represalias gubernamentales contra artistas que han usado su trabajo para criticar al gobierno”.