Público
Público

Diez años de cárcel para el líder de Hermanos Musulmanes

La formación islamista prepara el lanzamiento del Consejo Islámico para sustituir a su rama egipcia, en coordinación con otros países de la región

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un tribunal militar de la ciudad egipcia de Suez ha condenado este lunes al líder de Hermanos Musulmanes Mohamed Mongey a diez años de cárcel por incitar a la violencia y atacar propiedades militares durante el pasado mes de agosto, según ha informado el diario oficial Al Ahram.

Las autoridades interinas han puesto en marcha una campaña contra Hermanos Musulmanes por su apoyo al ex presidente egipcio Mohamed Mursi, que fue derrocado en un golpe de Estado llevado a cabo el pasado 3 de julio por las Fuerzas Armadas.

Su líder espiritual, Mohamed Badie, y sus principales dirigentes, así como decenas de sus miembros, han sido detenidos, sus bienes han sido confiscados y están a la espera de ser juzgados por incitar a la violencia que se ha desatado tras el derrocamiento de Mursi.

La Fiscalía también ha acusado a Mursi y a otras 14 personas de incitar al asesinato y a actos de violencia por las protestas de diciembre de 2012, alegando que movilizaron a simpatizantes de Hermanos Musulmanes para que atacaran a los manifestantes antigubernamentales

Además, el pasado 23 de septiembre, un tribunal de El Cairo prohibió todas las actividades de Hermanos Musulmanes, de su organización no gubernamental y de cualquier otra vinculada al movimiento islamista y ordenó confiscar sus bienes.

La sede judicial atendió de esta forma la solicitud del partido político izquierdista Tagammu, que había exigido la prohibición de Hermanos Musulmanes y la confiscación de sus bienes y de los de todos sus miembros en Egipto.

Su decisión se basó en la adoptada el pasado 2 de septiembre por la Autoridad de Comisarios Estatales --el órgano de asesoramiento legal del Gobierno interino--, que recomendó la disolución del movimiento islamista por su relación con las milicias armadas.

A pesar de que con todo ello la ilegalización de Hermanos Musulmanes en Egipto parecía inminente, el Gobierno interino ha decidido posponerla hasta que todos los procesos judiciales contra sus miembros hayan acabado, según el ministro de Solidaridad Social, Ahmed El Borai.

En este contexto, fuentes consultadas por el diario Al Masry al Youm han revelado que Hermanos Musulmanes prepara el lanzamiento del Consejo Islámico para sustituir a su rama egipcia, en coordinación con otros países de la región.