Publicado: 17.10.2014 09:48 |Actualizado: 17.10.2014 09:48

A Dilma Rousseff le da un vahído en pleno debate televisivo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 

La tensión en la campaña electoral en Brasil va aumentando a medida que se va acercando el día de la segunda vuelta, en la que pugnan la presidenta, Dilma Rousseff, y el opositor Aécio Neves. Anoche, ambos se enfrentaron en un nuevo debate electoral en televisión y se lanzaron continuas acusaciones.

Tras el mismo, cuando Rousseff era entrevistada por la moderadora comenzó a trabarse al hablar, a decir palabras sin sentido y a notar que le faltaba el aire. Como pudo, le pidió a la periodista que hicieran un receso en la entrevista porque se estaba encontrando mal debido a una bajada de tensión. La presidenta se sentó una silla mientras la presentadora pedía ayuda ante el temor de que terminara desmayada. Tras permanecer sentada durante unos tres minutos y beber un vaso de agua, Rousseff  se repuso del susto y pudo continuar.

Después, en su cuenta oficial de Twitter explicó lo que le había sucedido y que ya estaba recuperada: "Tuve una ligera caída de presión, pero estoy muy bien. Quiero agradecerle a todos la preocupación". Hay que recordar que Rousseff, de 66 años, fue operada en 2009 de un cáncer linfático y consiguió superar la enfermedad mediante un tratamiento de quimioterapia. Durante la intensa campaña para las elecciones presidenciales tan sólo se ha quejado de la pérdida de voz en algunas ocasiones.

El segundo cara a cara en menos de tres días, esta vez en los estudios del canal de televisión SBT en Sao Paulo y sin preguntas de periodistas, poco aportó en la discusión de propuestas de los candidatos y volvió a concentrarse en el cruce de críticas y acusaciones de ambos, esta vez llevadas al lado personal.

En una de ellas, Neves respondió a una pregunta de Rousseff sobre la Ley Seca en el código de circulación, un tema que ha circulado bastante en las redes sociales y medios locales por un episodio en el que senador se negó en 2011 a una prueba con un alcoholímetro durante un retén de la Policía en Río de Janeiro.

"Es una iniciativa extraordinaria", comentó Neves sobre la ley y admitió que no se sometió esa vez a la prueba con el alcoholímetro porque estaba conduciendo con el permiso caducado: "Tuve un episodio, sí, y reconocí. Tengo la capacidad que usted no tiene, que no se arrepiente de nada de su Gobierno".

Los dos candidatos protagonizarán otros dos debates, el último de los cuales en el canal Globo, el de mayor audiencia del país, el 24 de octubre, dos días antes de las elecciones. Según los analistas, los debates serán decisivos entre los electores indecisos en una campaña totalmente imprevisible, en la que ambos candidatos, según los últimos sondeos, están técnicamente empatados, con una ligera ventaja de Neves (51%) sobre Rousseff (49 %). En la primera vuelta, la mandataria fue la vencedora, con el 41,59% de los votos, frente al 33,55% obtenido por su rival.