Público
Público

Dimite un ministro de Berlusconi a las dos semanas de ser nombrado

Aldo Brancher deja la cartera de Ejecución para el Federalismo, al verse involucrado en un caso de supuesto blanqueo de dinero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos semanas ha durado el último ministro nombrado por el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi. Aldo Brancher, responsable del área de federalismo anunció hoy su dimisión al estar envuelto en un escándalo de blanqueo de dinero y apropiación indebida.

El anuncio lo realizó el propio ministro en una sala del Tribunal de Milán, al que acudió hoy para una vista del proceso en el que está imputado. Brancher renunció al 'legítimo impedimento', norma que permite a los miembros del Ejecutivo ausentarse de los juicios por compromisos relacionados con su cargo.

Brancher está imputado por una serie de sumas de dinero de cerca de un millón de euros recibidas supuestamente de parte del ex presidente de Banca Popolare di Italia (BPI) Giampiero Fiorani. La entidad habría accedidod así de modo ilícito al control mayoritario accionarial del banco Antonveneta.

El hasta ahora ministro de la Ejecución para el Federalismo justificó como una cuestión de 'respeto' a su familia el hecho de que se presentara ante la Corte milanesa a declarar y solicitó la vía rápida para el juicio, en el que también está imputada su mujer.

En un comunicado de prensa divulgado por la Presidencia del Gobierno, Berlusconi afirma que comparte la decisión de Brancher de dimitir, un movimiento que algunos medios italianos atribuyen a las presiones del primer ministro para aliviar tensión en el seno de su partido y en la opinión pública.

'Conozco y aprecio ya desde hace muchos años a Brancher y sé con cuánta pasión y capacidad habría podido desempeñar el papel que le había sido confiado', comenta Berlusconi en la nota.

'La voluntad de evitar una sucesión de polémicas injustas e instrumentales demuestra una vez más su voluntad de operar exclusivamente por el bien del país y no ya por intereses personales.

Estoy seguro de que superado este momento, Brancher podrá, como siempre, ofrecer su activa contribución al trabajo del Gobierno y de la coalición', concluye.

El hecho de que Brancher se hubiera acogido a la 'ley del legítimo impedimento' tras acceder al cargo generó multitud de críticas en la oposición, que llegó a plantear una moción de censura este jueves.

Los medios especulaban en los últimos días con la posibilidad de que el ministro dimitiera antes de tener que afrontar ese proceso. El Gobierno de Berlusconi está pasando por un momento crítico de división interna con dos facciones enfrentadas, la de Berlusconi y la del presidente de la Cámara de los Diputados, Gianfranco Fini.

Tras conocerse la noticia, el jefe del PD en la Cámara de los Diputados, Dario Franceschini, aseguró, que la dimisión del ministro es una 'victoria de la oposición'.