Público
Público

Dimite el ministro de Cultura egipcio por la actuación policial en Tahrir

El gobierno acusa a los "infiltrados" entre los manifestantes de provocar la actuación de las fuerzas del orden

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La revolución popular en Egipto parece lejos de llegar al final del camino. Ayer se produjo una auténtica batalla campal después de que la policía tratase de disolver por la fuerza una masiva concentración en la plaza Tahrir contra la Junta Militar.

El saldo fue de 1.300 heridos y al menos 14 muertos, según el Ministerio de Sanidad, tras una escena muy parecida a las que consiguieron tumbar el gobierno de Mubarak.

El ministro egipcio de Cultura, Emad Abu Ghazi, ha presentado hoy su dimisión por el 'tratamiento del Gobierno de los últimos acontecimientos en la plaza Tahrir' de El Cairo. Según publica el diario 'Al Ahram' en su página web, Abu Ghazi calificó su decisión de 'irreversible', y reconoció que aunque 'mis decisiones tardan un poco, jamás me echo atrás'.

'Participé en la reunión (de urgencia) del Consejo de Ministros ayer por la tarde y al final presenté mi dimisión de manera verbal ante el primer ministro', Esam Sharaf, explicó Abu Ghazi, quien hasta hoy no había confirmado la información.

'Le entregué mi renuncia por escrito y le di las gracias por su trabajo, porque lo respeto mucho', explicó Abu Ghazi, quien no obstante, no quiso dar más detalles sobre su opinión acerca del modo en que el Gobierno ha gestionado la crisis.

El responsable de seguridad en el Ministerio egipcio del Interior, Sami Sidhom, dijo hoy que quienes alimentan los disturbios en la plaza Tahrir de El Cairo 'no son los activistas sino los 'baltaguiya' (matones)', aunque una de las organizaciones juveniles ya lo ha negado.

Sidhom dijo a la televisión estatal egipcia que los 'baltaguiya' infiltrados son 'quienes están intentando entrar en el Ministerio de Interior y atacan a la Policía'.

La policía asegura que actúan por culpa de los infiltrados, no de los manifestantes

El responsable reveló que los servicios de seguridad se reunieron esta noche con representantes de los activistas y les pidieron que echen a los 'baltaguiya' de la plaza a cambio de que la Policía detenga sus intervenciones.

Agregó que los servicios de seguridad y los activistas de Tahrir alcanzaron un acuerdo, con la mediación del jeque de la mezquita Omar Makran de Tahrir, Mazhar Shahin, para que los manifestantes establezcan comisiones populares para garantizar la seguridad en la plaza y echar a los infiltrados. 'Nosotros intervenimos contra los 'baltaguiya' que están infiltrados entre los manifestantes. Los manifestantes tienen todo el derecho a protesar', insistió.

'No hay infiltrados entre nosotros. Las balas del Ministerio del Interior no distinguen'

El responsable policial lamentó que los activistas -que, según él, reconocieron que hay infiltrados- no hayan cumplido esta mañana dicho acuerdo.

Sin embargo, el activista Mahmud Afifi, del Movimiento 6 de Abril, ha declarado que el clérigo Shahin les anunció que había conseguido convencer a las fuerzas de seguridad para establecer una tregua, pero que acto seguido la Policía reanudó el hostigamiento. 'No hay infiltrados entre nosotros. ¿Cómo puede distinguir el Ministerio del Interior entre un infiltrado y un activista? Sus balas tampoco distingen...' , opinó Afifi.