Público
Público

Dinamarca aprueba reforzar los controles fronterizos pese a Schengen

El Parlamento ha dado vía libre al proyecto de la coalición de Gobierno tras las presiones de la extrema derecha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dinamarca ha decidido oficialmente ir por libre y va a restaurar los controles fronterizos a las personas que lleguen desde Alemania y Suecia desafiando las normas del Tratado Schengen, uno de los pilares de la Unión Europea, que establece la libre circulación de personas.

El Parlamento danés ha aprobado esta mañana por mayoría la propuesta de la coalición gubernamental formada por los liberales, los coservadores y el Partido del Pueblo Danés de extrema derecha, y que ya había causado un gran revuelo en Bruselas el pasado mes de mayo, cuando los representantes daneses anunciaron su intención de poner en marcha este proyecto con la excusa de luchar contra la inmigración.

La votación no tuvo siquiera debate previo y el Parlamento la aprobó por mayoría. El siguiente paso para la aprobación definitiva será pasar la nueva normativa a la Comisión de Finanzas, que podría aprobar hoy mismo el acuerdo. Según informa la agencia EFE, el Gobierno tiene previsto invertir 36 millones de euros en los dos próximos años para la compra de nuevo equipamiento y tecnología y mejorar la formación de su personal, con el objetivo de endurecer los controles en las fronteras.

La propuesta fue acogida con disgusto en Bruselas, pero Dinamarca basó su decisión en una de las cláusulas de su adhesion al espacio Schengen, según la cual tendría cierta flexibilidad en materia de inmigración y crimen. 'Dinamarca debe ser un país seguro y haremos todo lo posible para combatir el crimen que viene de fuera', dijo entonces el ministro de Justicia, Lars Barfoed.

La UE acordó la semana pasada modificar el tratado de Schengen para permitir el restablecimiento temporal de fronteras internas en momentos puntuales. La iniciativa había sido impulsada por Francia e Italia, tras la llegada decenas de miles de tunecinos huyendo después de las revueltas en su país.

El nuevo reglamento incluirá una cláusula de salvaguarda para hacer frente a circunstancias excepcionales que pongan en peligro el funcionamiento general de la cooperación de Schengen, sin menoscabar el principio de libre circulación de las personas.