Público
Público

Los diplomáticos libios se rebelan contra Gadafi

Las noticias de los bombardeos contra la población civil precipitan las dimisiones de varios embajadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El testimonio de dos pilotos de caza libios aterrizando en Malta era la señal de que algo estaba pasando. Según ellos, el régimen de Gadafi había ordenado bombardear a la población para frenar las protestas. Bombardeos que habrían seguido durante esta mañana y que han provocado una cadena de dimisiones y condenas por parte de varios diplomáticos.

Uno de los primeros en renunciar a su puesto fue el embajador de Libia ante la Liga Árabe, Abdel Moneim al Honi, que presentó su dimisión el sábado. Y ayer por la mañana, el ministro de Justicia Mustafa Abdel Yalil, rechazaba el empleo de la fuerza desmedida contra los manifestantes y anunciaba su salida del Gobierno.

A este le siguió Alí al Essawi, embajador en India, que renunció a su cargo y pidió a las potencias internacionales que ayudaran a la población contra la represión del régimen. Hizo lo propio un alto diplomático libio en China, mientras que las embajadas de Malasia, Indonesia, Reino Unido y Pekín criticaban con dureza las tácticas del régimen.

Desde la ONU, los diplomáticos libios alzaban la voz contra el dictador. Ibrahim Dabbashi calificaba los ataques de 'genocidio' y auguraba que 'si Gadafi no renuncia, el pueblo lo derrocará'. Las mismas críticas llegaban desde EEUU por parte del ministro de Estado de Emigración, Ali Errichi, que en los micrófonos de Al Jazeera exigió la dimisión de Gadafi.

Por último, el embajador libio en EEUU, Ali Aujali, que ya ayer lanzó ataques contra las autoridades libias, anunció esta mañana su dimisión porque no puede 'seguir representando el régimen dictatorial' de su país.