Publicado: 04.12.2013 10:06 |Actualizado: 04.12.2013 10:06

Diputados de la oposición paralizan la actividad del Parlamento ucraniano

Los opositores incluyen entre sus reivindicaciones la liberación de la ex primera ministra Yulia Timoshenko. Azárov amenaza a los manifestantes: "Ellos intentarán protegerse tras la inmunidad parlamentaria, pero vosotros no ten&e

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los diputados de la oposición parlamentaria ucraniana impidieron que se celebrara una sesión en la Rada Suprema (Legislativo) este miércoles, al bloquear el acceso a la tribuna.

El presidente del Parlamento, Vladímir Ribak, que había dado por abierta la sesión de hoy, tuvo que anunciar inmediatamente su conclusión y su aplazamiento, después de que los diputados de la oposición impidieran el acceso a la tribuna, según medios locales.

Ribak convocó a los diputados para mañana, mientras el líder del bloque opositor "Batkivschina" (Patria), Arseni Yatseniuk, anunció que seguirán bloqueando el funcionamiento del Legislativo hasta que se cumplan sus exigencias.

Yatseniuk dijo a los periodistas que "nuestras dos exigencias clave son la dimisión del Gobierno y el fin de las persecuciones políticas, así como la liberación de Yulia Timoshenko", la encarcelada ex primera ministra que encabeza su partido.

El alcalde de Kiev, entre los oradores en el improvisado estrado en la Plaza de la Constitución

Mientras, en el exterior del edificio partidarios del presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, y del Gobierno se manifestaban. En la plaza de la Constitución, donde se encuentra el Legislativo, se montó un estrado en el que intervienen distintos oradores, entre ellos el alcalde de la capital, Alexander Popov.

Las calles que llevan al Parlamento están bloqueadas por fuerzas antidisturbios, los "Berkut", mientras activistas opositores se encuentran muy cerca del cordón policial, según informa Interfax Ucrania.

El primer ministro ucraniano, Mikola Azarov, pidió disculpas este martes en nombre del Gobierno por el uso de la fuerza por parte de la Policía contra los manifestantes antigubernamentales, al tiempo que defendía que no debe repetirse la Revolución Naranja que vivió el país en 2004, en relación a las últimas protestas que han sacudido Ucrania. Sin embargo, el discurso ha cambiado durante la mañana del miércoles, en la que el primer ministro ha elevado el tono de sus críticas y ha amenazado a los manifestantes.

Ucrania vive unas protestas inéditas en casi una década a raíz de que Yanukovich desistiese de firmar un acuerdo de asociación con la Unión Europea y decidiese apostar por un acercamiento por Rusia. Las manifestaciones del sábado y el domingo, donde se registraron enfrentamientos violentos con la policía, reunieron a unas 350.000 personas, la mayor protesta pública en la exrepública soviética desde la Revolución Naranja contra la corrupción y el fraude electoral hace nueve años. 

El primer ministro de Ucrania, Nikolái Azárov, ha hecho un llamamiento a frenar la escalada de tensión en el país y aseguró que su Gobierno no tolerará un "desarrollo catastrófico de la situación", después de que los diputados opositores bloquearan la sesión plenaria en el Parlamento.

"El poder Ejecutivo trabaja normalmente y controla la situación en el Estado", dijo Azárov al comienzo de una reunión con sus ministros en la sede de Gobierno, prácticamente rodeada por miles de manifestantes. "El motivo de las protestas ya no existe", subrayó Azárov, citado por las agencias locales, al resaltar que el Gobierno cuenta con la confianza del Parlamento, que este martes rechazó una moción de censura con el Gabinete.

La amenaza de Azárov: "Ellos intentarán protegerse tras la inmunidad parlamentaria, pero vosotros no tenéis esa protección"

Criticó a los dirigentes de la oposición, a los que acusó de incitar a los ucranianos a trasgredir la ley."Quiero decirle a los ciudadanos lo siguiente: vuestros líderes os empujan a cometer delitos. Ellos intentarán protegerse tras la inmunidad parlamentaria, pero vosotros no tenéis esa protección", dijo el primer ministro.

Azárov que destacó que no es la primera vez que en Ucrania se produce un intento de usurpar el poder, y que en cada ocasión ello ha tenido graves consecuencias para el país."Declaro firmemente que esta vez el Gobierno no tolerará un desarrollo catastrófico de la situación",

Centenares de opositores bloquearon a primera hora de la mañana de este miércoles la entrada principal de la sede del Gobierno ucraniano, pero no consiguieron aislar el edificio debido a que uno de sus accesos secundarios se encuentra protegido por policías antidisturbios.

Tras dos días de bloqueos en la sede del Gobierno, los agentes impiden a los manifestantes bloquear uno de sus accesos

"!Azárov, dimisión!", corean los manifestantes congregados junto a la entrada principal de edificio, en la calle Grushevski. Durante dos días consecutivos, lunes y martes, los manifestantes consiguieron impedir el paso de los funcionarios a la sede del Ejecutivo, situación que según, denunció Azárov ante los diputados, podría tener graves consecuencias para los ciudadanos, como retrasos en el pago de las pensiones.

Los opositores, que protestan por la renuncia de Ucrania a firmar un acuerdo de asociación con la Unión Europea y demandan la celebración de elecciones parlamentarias y presidenciales anticipadas, montaron también piquetes junto al complejo de edificios de la Presidencia.

Según la oficina de prensa del partido UDAR (GOLPE), que lidera Vitali Klitschkó, actual campeón mundial de boxeo del Consejo Mundial de Boxeo (WBC) de pesos pesados, la oposición no descarta comenzar el bloqueo de otros edificios públicos.

Como desde el domingo pasado, cuando la oposición tomó la Plaza de la Independencia, varios miles de personas pasaron la noche en el campamento organizado en ese vasto espacio situado en el corazón de Kiev.