Público
Público

Disparar a niños y embarazadas, el nuevo ‘juego’ de los francotiradores en Siria

David Nott, cirujano británico voluntario en hospitales sirios, asegura que los francotiradores juegan al "tiro al blanco" con las mujeres en avanzado estado de gestación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cirujano británico David Nott, voluntario en varios hospitales en el norte de Siria con la ONG Syria Relief, asegura que los francotiradores están jugando al 'tiro al blanco' y que las mujeres en avanzado estado de embarazo están a la cabeza de esa macabra lista de puntuaciones.

'La mayoría de los no natos estaban en el séptimo, octavo o noveno mes de gestación, por lo que era obvio que estas mujeres estaban embarazadas', ha asegurado el médico británico, que no ha precisado cuál de los bandos enfrentados es el responsable de estos disparos.

Las mujeres pueden tener la suerte de sobrevivir a los balazos, pero los fetos no. De hecho, el cirujano añade que incluso los niños más pequeños se encuentran en el punto de mira de los tiradores.

La BBC ha recogido el testimonio del cirujano británico, que durante cinco semanas ha trabajado como voluntario en el país árabe.  'Es más escalofriante que en cualquier otra zona de guerra en la que haya trabajado. La mayoría de los civiles suelen verse atrapados en fuego cruzado, nunca en fuego directo. En este caso son disparos directos' sostiene.

Nott asegura que el 90% de sus intervenciones diarias son causadas por los disparos de francotiradores Nott asegura que el 90% de las intervenciones que efectúa en un día son causados por los disparos de rifles de francotirador.  'Al cabo de un tiempo nos dimos cuenta de que había ciertas tendencias a la hora de disparar', asegura.

 'En un día, de los 10 ó 15 heridos por arma de fuego que llegaban al hospital, cerca de ocho o nueve recibieron disparos en partes del cuerpo concretas', relata. 'Por ejemplo, de los 15 ó 16 heridos de bala que recibimos un día concreto, 9 sólo habían recibido impactos en la parte izquierda de la ingle. Al día siguiente recibimos heridos en la parte derecha. Creo que celebraban algún tipo de 'juego' entre francotiradores'.

El cirujano también fue voluntario en Bosnia-Herzegovina, donde su capital, Sarajevo, sufrió un asedio prolongado durante más de 3 años -los francotiradores tuvieron especial protagonismo- en el que murieron más de 10.000 personas. En esa ocasión se establecieron corredores humanitarios, que según el doctor serían muy necesarios en la situación actual de Siria.

Desde que comenzó la guerra civil en Siria, en marzo de 2011, más de 110.000 personas han muerto a causa de los combates y más de seis millones de personas, incluido un millón de niños, se han visto obligadas a abandonar sus hogares.