Público
Público

Disturbios en Jerusalén por el arresto de un rabino

La Policía israelí le interroga sobre el apoyo a un libro que justifica matar a no judíos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La detención ayer, durante media hora, del rabino Yaakov Yosef, hijo del líder espiritual del partido ultraortodoxo oriental Shas, Ovadia Yosef, dio origen a violentos disturbios en Jerusalén, protagonizados por grupos de jóvenes seguidores de este clérigo.

Yaakov Yosef fue arrestado en el sector ocupado de Jerusalén, adonde había acudido para rezar, después de haberse negado durante meses a comparecer ante la Policía para explicar por qué apoyó al libro Torat ha-Melej (El Pentateuco del rey). Esta obra, escrita por otro rabino, justifica el asesinato de gentiles o no judíos, incluidos niños, basándose en el Antiguo Testamento.

La Policía dejó libre al rabino para evitar represalias 

Aunque Yosef se negó a responder a las preguntas de los investigadores y a dar sus huellas dactilares, la Policía lo puso inmediatamente en libertad para evitar las represalias de sus seguidores.

Cientos de seguidores del rabino se manifestaron poco después cerca de su domicilio, arrojaron piedras contra los agentes y les llamaron 'nazis'. También atacaron con piedras los vehículos de palestinos. La Policía los dispersó con agua a presión y otros medios antidisturbios. 'La ley del Pentateuco está por encima de la ley del Estado', dijo un manifestante.

La detención de Yosef y otros incidentes recientes muestran que el Gobierno de Israel debe tratar urgentemente el asunto de los extremistas religiosos, una cuestión que es, por lo menos, tan perentoria como la paz con los palestinos. Sin embargo, el primer ministro Binyamín Netanyahu, no parece contar con el apoyo necesario para solucionar ninguna de estas dos cuestiones.