Público
Público

Disturbios por la muerte de un joven en Tottenham

Al menos dos coches de policía y un autobús han ardido en Tottenham, después de las protestas provocadas después de la muerte de un joven en un tiroteo con la policía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Londres se reponía el domingo de los peores incidentes violentos vistos en la capital británica en años: se quemaron edificios y vehículos, se saquearon tiendas y se lanzaron cócteles molotov. Políticos y policías culparon a vándalos, mientras que los residentes atribuyeron a tensiones locales y al enfado ante los problemas económicos crecientes.

Al final de la noche, un total de 26 agentes resultaron heridos y 42 personas fueron detenidas, según han confirmado fuentes oficiales. 

Según aseguró hoy un portavoz de Scotland Yard, la marcha pacífica convocada anoche para protestar por la muerte de un joven a disparos fue 'secuestrada' por un pequeño grupo de 'vándalos descerebrados', que dieron lugar a una escalada de violencia desproporcionada.

Los incidentes han dejado 42 personas detenidas y 26 agentes heridas

La protesta comenzó con la concentración de unas 300 personas a las puertas de una comisaría de Policía en High Road para pedir 'justicia' por la muerte de un joven muerto en un tiroteo con un agente.

Duggan, de 29 años y padre de cuatro hijos, se encontraba en un taxi cuando falleció el jueves en un incidente en el que también resultó herido otro agente en circunstancias todavía no esclarecidas.

De la marcha pacífica se pasó a una escalada de violencia protagonizada por un pequeño número de jóvenes, según la policía, que provocaron escenas de caos y numerosos daños materiales. Algunos comercios de la zona han sido asaltados y se ha podido ver a personas con carros de la compra llenos de objetos robados de dichos establecimientos.

El portavoz de la Policía metropolitana ha señalado que una 'gran cantidad de personas' se habían concentrado frente a la comisaría. Después de la manifestación, un grupo se ha separado y ha comenzado los disturbios. 

'Varias botellas fueron lanzadas contra dos coches de Policía, provocando que uno de ellos ardiera. El segundo coche fue empujado hasta la mitad de High Road y fue incendiado también', ha agregado el portavoz. 'Los agentes no estaban dentro de los vehículos y por tanto no hay heridos', ha apostillado.

Se quemaron edificios como un supermercado o una tienda de alfombras, y numerosos vehículos ardieron a consecuencia de cócteles molotov, entre ellos dos coches patrulla y una furgoneta policial, y un autobús de dos plantas, según la cadena BBC.

Además del barrio de Tottenham, los disturbios se extendieron hacia el norte y el oeste Un centenar de jóvenes, algunos con la cara tapada por pasamontañas, saquearon varios comercios, de los que robaron móviles, televisores, ropa y otros objetos, al tiempo que destrozaron escaparates y se llevaron los artículos en carritos de supermercado y maletas.

Los violentos, adolescentes en su mayoría según los medios británicos, se sirvieron también de cubos de basura para formar barricadas con ellos y dificultar el paso de los coches policiales a calles cuyos comercios saqueaban.

Además del barrio de Tottenham, los disturbios se extendieron hacia el norte y el oeste de la zona, especialmente a Wood Green.

Un portavoz de Scotland Yard confirmó hoy que hay 42 detenidos y que 26 agentes se encuentran heridos, de los cuales dos siguen hospitalizados, al igual que tres civiles.