Público
Público

Disturbios en Roma tras la aprobación del plan de ajuste de Berlusconi

La Cámara de los Diputados ratifica el texto con 314 votos a favor y 300 en contra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Congreso italiano ha dado el visto bueno definitivo al plan de ajuste del Gobierno de Berlusconi. La Cámara de los Diputados ha aprobado el texto por 314 votos a favor y 300 en contra sin introducir ningún cambio a lo ratificado por el Senado la semana pasada.

El plan, que prevé ahorrar 54.000 millones de euros, se suma al de 79.000 millones aprobado el pasado 15 de julio. Con ello, se incluye una subida del IVA del 20% al 21% y un gravamen del 3% sobre las rentas declaradas que superen los 300.000 euros anuales, lo que afectará solo a 34.000 italianos, según datos del ministerio de Economía.

El texto también adelanta de 2016 a 2014 la introducción de una medida destinada a retrasar de forma progresiva la edad de jubilación de las mujeres en el sector privado, equiparándola a la de los hombres y pasar así de 60 a 65 años. Establece, además, el endurecimiento de la lucha contra la evasión fiscal e introduce penas de cárcel para aquellos individuos que evadan más de 3 millones de euros, siempre y cuando esa cantidad se corresponda con el 30% de su facturación anual.

Durante las declaraciones de voto previas al voto definitivo, ciento de manifestantes tiraron petardos al grito de 'dimisión'. Los manifestantes, entre ellos miembros del sindicato COBAS, se habían reunido ante la sede de la cámara baja para protestar por un plan de ajuste que consideran injusto, pues sube la presión fiscal y permite modificar el artículo sobre el despido del Estatuto de los Trabajadores.

Algunos de los manifestantes empezaron a arrojar botellas, huevos y piedras

Algunos de los manifestantes empezaron a arrojar botellas, huevos y piedras, además de lanzar el corazón de un animal. Agentes de policía intervinieron con algunas cargas para disolver la manifestación, y los alrededores de la Cámara de los Diputados volvieron a la tranquilidad. Sin embargo, varios centenares de manifestantes continuaron su protesta con una marcha improvisada por el centro de Roma en dirección al Coliseo, por lo que la policía cortó algunas calles de la capital. 

En su intervención, el líder del opositor Partido Demócrata (PD), Luigi Bersani, aseguró que 'es increíble, impensable y dramático que se diga que se puede seguir así hasta 2013 sin hacer reformas. Los mercados han ya analizado este plan de ajuste y no les ha tranquilizado'.

Por su parte, la presidenta de la patronal (Confindustria) italiana, Emma Marcegaglia, lo calificó de un 'fracaso', pues 'el 65% de las entradas llegan del aumento de los impuestos, mientras que lo que era necesario aumentar eran los recortes'. El plan de austeridad fue aprobado por la Cámara Baja el día en que el Banco de Italia anunció que la deuda pública italiana marcó un nuevo récord en julio de 2011, al situarse en 1,911 billones de euros.