Público
Público

Un doble atentado en Damasco causa al menos 74 muertos

Ningún grupo se ha adjudicado el atentado, que,  según la cadena de televisión al-Manar de Hezbollah, fue perpetrado por dos suicidas. 

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:

Autobús dañado por el atentado suicida de Damasco. REUTERS/ Omar Sanadiki

Un doble ataque bomba contra peregrinos chiíes procedentes de Irak ha causado la muerte de al menos 74 personas en Damasco, según los últimos datos difundidos por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Las últimas cifras oficiales difundidas el sábado por el ministro sirio del Interior, el general Mohamed al Shaar, cifraban las víctimas en 40 muertos y 120 heridos.

La ONG ha detallado en cambio que había al menos 54 civiles sirios e iraquíes entre los fallecidos, 8 de ellos menores de edad y 11 mujeres. Y que murieron también 2 efectivos de las fuerzas gubernamentales sirias, de los que 16 eran policías.

Este es el atentado más mortífero perpetrado en la capital siria en el último año. Pese a que ninguna organización se ha atribuido el ataque, el Ministerio sirio de Exteriores afirmó en un comunicado que el doble atentado es en respuesta a las victorias del Ejército nacional en su ofensiva contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI) y el Frente de la Conquista del Levant, la exfilial siria de Al Qaeda. Según la cadena de televisión al-Manar de Hezbollah, el ataque fue perpetrado por dos suicidas.

Imágenes emitidas por la televisión estatal siria mostraban dos autobuses con las ventanillas rotas. Había sangre y zapatos esparcidos por la zona. El presidente sirio, Bashar al-Assad, ha sido respaldado en la guerra civil interna por milicias chiíes de países como Irak, Afganistán y Líbano.

El ataque tuvo lugar en una estación de autobuses a la que habían llegado los peregrinos que iban de visita al cementerio de Bab al-Saghir, cerca de una de las siete puertas de la Ciudad Antigua de Damasco. La segunda explosión se produjo 10 minutos después de la primera, generando víctimas entre los trabajadores de defensa civil que habían acudido a ayudar, dijo el corresponsal de al-Manar a la emisora por teléfono.

Los peregrinos se dirigían a rezar al cementerio tras visitar el santuario de Sayeda Zeinab en las afueras de Damasco, agregó el periodista. Sayeda Zeinab -la nieta del profeta Mahoma- es venerada por los chiíes y su santuario es un sitio de peregrinaje masivo de creyentes de todo el mundo.

El lugar ha atraído también a muchos milicianos extremistas. En junio, el Estado Islámico se adjudicó la responsabilidad de ataques con bomba cerca del santuario.