Público
Público

"Los documentos tienen siete meses de antigüedad, nadie puede estar en peligro"

El fundador de Wikileaks califica en rueda de prensa de "crímenes de guerra" la matanza de civiles y descarta que la estrategia de Obama vaya a rebajar la muerte de inocentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Julian Assange, el fundador de Wikileaks , dio este mediodía una rueda de prensa en el Frontline Line Club de Londres para explicar el contenido de los 90.000 documentos secretos sobre la guerra de Afganistán filtrados a la prensa. Assange los describió como el relato diario de lo que ha pasado en le conflicto en los últimos seis años y no dudó en calificar como 'crímenes de guerra' las matanzas de civiles.

'Es importante entender que este material no sólo denuncia abusos, sino que describe los seis últimos años de la guerra. Cuentan qué pasa a diario, la tecnología militar que se está usando y sirve para compararlo con los informes oficiales del gobierno estadounidense', dijo. 'El verdadero valor del material está en que esto es la guerra, es una cosa detrás de otra, todos los pequeños acontecimientos, las constantes muertes de niños, insurgentes, soldados [...] los mutilados, esta es la historia de la guerra desde 2004', añadió.

Tanto EEUU como Reino Unido han acusado a Wikileaks de poner en peligro la vida de las tropas con la publicación de los documentos, aunque Assange quiso dejar claro que 'tienen siete meses de antigüedad, por lo que no es posible que haya gente en peligro.

Assange hizo hincapié en la matanza de civiles. Para él habría 'miles de crímenes de guerra que deben ser investigados' y descartó que una nueva estrategia en Afganistán vaya a parar la muerte de gente inocente. 'Una nueva estrategia de Obama en Afganistán, no tiene por qué significar que mueran menos civiles. El Ejército de EEUU es demasiado grande como para conseguir en tan poco tiempo que toda el comportamiento cambie de un día para otro', aseguró.

El fundador de Wikileaks dedicó bastante tiempo de su comparecencia a aclarar la procedencia de los documentos. Si bien no reveló las fuentes, sí que dejó claro que los datos que se reflejan en su página web son totalmente reales, pero lo que Assange no aseguró es que la información que ellos contienen sea real ya que están basados en los testimonios de los soldados en la zona de conflicto.

'Cuando publicamos material de este tipo siempre decimos: lo que estamos revelando es fiable. Publicamos informes de la CIA continuamente. Son documentos legítimos, pero eso no quiere decir que la CIA diga la verdad', dijo.

Sobre las consecuencias que puede tener la publicación de los papeles secretos en el devenir de la guerra, Assange dijo que espera 'que sirvan para que la gente entienda mejor lo que es esta guerra y se haga un mayor seguimiento y un estudio más profundo de cómo debe evolucionar'.