Publicado: 30.12.2015 13:36 |Actualizado: 30.12.2015 13:37

Donald Trump gastará dos millones de dólares semanales en publicidad para su campaña electoral

El precandidato presidencial por el partido Republicano confirma también una remesa de anuncios en Iowa, New Hampshire y Carolina del Sur, tres de los primeros estados en celebrar las primarias.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El precandidato presidencial estadounidense por el partido Republicano, Donald Trump, en un discurso en New Hampshire. EFE/CJ Gunther

El precandidato presidencial estadounidense por el partido Republicano, Donald Trump, en un discurso en New Hampshire. EFE/CJ Gunther

WASHINGTON.- El magnate estadounidense Donald Trump, aspirante en las primarias del Partido Republicano a la Casa Blanca, ha anunciado que a partir de enero gastará al menos 2 millones de dólares semanales en publicidad para dar un nuevo impulso a su campaña de cara a las primeras citas electorales.

"Gastaré un mínimo de 2 millones a la semana y puede que bastante más", ha adelantado Trump, que ha confirmado una remesa de anuncios en Iowa, New Hampshire y Carolina del Sur, tres de los primeros estados en celebrar las primarias, según ABC News.



Esta inversión supone un giro dentro de la política que el propio Trump se había marcado durante la campaña, financiada por el millonario y empresario y ajena, hasta ahora, a las tácticas de publicidad masiva. Trump ha defendido que su equipo está 35 millones de dólares por debajo del presupuesto.

El magnate, favorito en las encuestas, ha afirmado que no ve imprescindible realizar nuevas inversiones, pero quiere "aprovechar todas las oportunidades" a su alcance para reforzar su ventaja. Asimismo, también ha advertido de que dedicará "mucho dinero" en responder a quienes le critiquen.

Por otra parte, Trump se ha referido a los gastos de la campaña de otros candidatos y, en particular, a la del exgobernador de Florida Jeb Bush, que ha "malgastado" 40 millones de dólares. En este sentido, ha considerado que existe una "gran diferencia" entre las campañas de sus rivales y la suya, sufragada por su abultada cuenta corriente.