Publicado: 30.03.2016 10:25 |Actualizado: 30.03.2016 10:25

Donald Trump, más tenso que nunca, protagoniza un nuevo incidente con la prensa

El candidato republicano, favorito para luchar por la presidencia de EEUU, defiende a su director de campaña arrestado el pasado martes por agredir a una periodista.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
El magnate Donald Trump, candidato republicano, en un mitin en Wisconsin. REUTERS/Kamil Krzaczynski

El magnate Donald Trump, candidato republicano para luchar por la presidencia de EEUU, durante un mitin en Wisconsin. REUTERS/Kamil Krzaczynski

MADRID.- El candidato republicano Donald Trump, favorito para lograr la nominación del partido para luchar por la Presidencia de EEUU, aseguró este martes que no despedirá a su director de campaña, Corey Lewandowski, pese a ser arrestado por agredir a una periodista.

En declaraciones a periodistas desde su avión privado, Trump ha dicho que no suele "descartar a las personas" y espera que el asunto "no cambie el papel de Lewandowski" en su campaña, tal y como ha informado la cadena estadounidense Univision.



El magnate ha afirmado que Lewandowski sólo servía como "intermediario" para "bloquear" a la periodista, después de que la rueda de prensa hubiese concluido y se acercase para hacer más preguntas. Trump ha insistido en que se trata de una situación "muy injusta" y ha añadido que Lewandowski es una "muy buena persona".

El informe de la Policía ha revelado que Lewandowski, de 42 años, está acusado de agredir a Michelle Fields, reportera del medio conservador Breitbart, a la que agarró e hizo un moratón en el brazo en el evento de campaña del pasado 8 de marzo.

El director de campaña de Trump se enfrenta a los cargos de agresión leve, definida por la ley de Florida como "tocar o golpear intencionadamente a una persona en contra de su voluntad". Al ser su primer delito, se considera una falta menor de primer grado, que acarrea una sentencia máxima de un año en prisión o una multa de 1.000 dólares (unos 890 euros).

Los mítines del magnate estadounidense celebrados por todo el país han estado marcados por el alboroto y los enfrentamientos entre los manifestantes y sus seguidores o su seguridad personal.

Donald Trump, obsesionado

Antes de defender a su director de campaña, Trump se sirvió de Twitter para asegurar que podría presentar cargos contra la reportera Michelle Fields por acercarse a él y tocarle, los mismos motivos por los que, según el propio Trump, fue arrestado Lewandowski.

Además, el candidato republicano sembró la duda alrededor de la figura de la periodista preguntándose en la misma red social: "¿Por qué esta reportera me toca? ¿Qué lleva en la mano?". En la imagen que Trump publica en su cuenta personal de Twitter se ve a Michelle Fields con un inofensivo bolígrafo en la mano.