Público
Público

Un duro enemigo de la inmigración

Jimmie Akesson, líder de Demócratas de Suecia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando Jimmie Akesson se unió, en 1995, a las Juventudes Demócratas de Suecia, el partido de la extrema derecha del país nórdico era un grupúsculo con raíces nazis, que tenía a Hitler como referente.

Quince años después, Akesson es el líder de una formación que ha conseguido cambiar su imagen de cabezas rapadas, aunque el miedo al extranjero siga siendo la base de su programa.

Akesson nació el 17 de mayo de 1979 y alcanzó la dirección de Demócratas de Suecia con tan sólo 26 años. Era miembro de las Juventudes del Partido Moderado, aunque, en 1995, el apoyo de sus dirigentes a la entrada de Suecia en la Unión Europea le hizo cambiar de partido.

Desde entonces, su carrera política no se ha detenido: concejal en el Ayuntamiento de Sölvesborg a los 19 años, Akesson fue adquiriendo poder en su formación hasta convertirse en su joven líder. Una imagen que contrasta con las viejas cúpulas del Frente Nacional francés o del British Party. Algunos analistas ya le comparan con Geert Wilders, diputado del partido de extrema derecha holandesa PVV.

El programa político de Akesson nunca ha ocultado su aversión por la inmigración musulmana. 'Los musulmanes son la mayor amenaza que viene del extranjero para nuestro país', dijo Akesson en 2009. Reivindica el folkhemmet: un Estado de Bienestar, sí, pero sólo para suecos.