Publicado: 05.07.2015 23:01 |Actualizado: 06.07.2015 00:28

El eco del 'NO' griego divide a los líderes políticos internacionales

Mientras se difunde la victoria del 'NO' del pueblo griego en el referéndum del domingo, las reacciones políticas internacionales se multiplican divididas a favor y en contra.

Publicidad
Media: 4.22
Votos: 9
Comentarios:
Celebración en la plaza de Syntagama de lo que parece una victoria segura del NO.- EFE

Celebración en la plaza de Syntagama de lo que parece una victoria segura del NO.- EFE

Mientras se difunde la victoria del 'NO' del pueblo griego en el referéndum celebrado este domingo, las reacciones políticas internacionales se multiplican, divididos entre aquellos que felicitan a los griegos por su valor democrático y los que consideran que es un error dar la espalda a las peticiones de Europa.

El presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, recordó hoy que es a Grecia a quien toca presentar una nueva propuesta de reformas y que Atenas no está ahora "en una mejor posición para negociar". Recordó que en una unión monetaria, la soberanía es compartida, algo que ni el primer ministro griego, Alexis Tsipras, ni su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, parecen haber entendido, agregó. Agregó que está expectante por conocer las propuestas de Grecia, que deben ser aceptables para los otros 18 miembros de la eurozona, precisó.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, informó de que ha convocado una cumbre de líderes de la eurozona para el martes, en un mensaje de la red social Twitter.



Alemania

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, acordaron hoy tras el referéndum griego pedir a sus socios la celebración de una cumbre europea extraordinaria el próximo martes. Merkel y Hollande apostaron por esta reunión tras mantener una conversación telefónica, después de que empezaran a conocerse los resultados de los comicios.

También desde Alemania, el vicecanciller y líder del Partido Socialdemócrata (SPD), Sigmar Gabriel, afirmó que tras el referéndum de hoy, el Gobierno de Atenas "ha roto los últimos puentes" que podían llevar a un compromiso entre Europa y Grecia. "Con el rechazo a las reglas de la zona del euro, como se refleja en el mayoritario 'no', las negociaciones sobre millonarios programas son difíciles de imaginar", subrayó Gabriel en declaraciones al diario alemán Tagesspiegel.

El ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, dijo que Grecia debe tomar ahora la iniciativa tras el "no" en el referéndum de hoy al señalar que "la pelota está ahora en el campo de Atenas". "Tenemos que aceptar un resultado de este tipo. Es el resultado de un referéndum en el que participó una mayor parte de los griegos", dijo Steinmeier. "Las consecuencias (de ese resultado) son una decisión que se debe tomar en Grecia. Por eso, la pelota está ahora en el capo de Atenas", señaló el ministro alemán.

Francia

El máximo responsable del Partido de la Izquierda francés, Jean-Luc Mélenchon, se mostró confiado en que con el "no" griego "va a empezar una nueva página en Europa", gracias a que "los griegos han resistido" pese a que "han estado sometidos a una violencia inverosímil". Mélenchon, en una entrevista con el canal "BFM TV", cargó en particular contra la canciller alemana, Angela Merkel, y contra su ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, que "deben dejar de ser psico-rígidos".

Dentro del Partido Socialista francés, el exministro Arnaud Montebourg, que salió del Gobierno de Hollande en agosto de 2014 por sus posiciones izquierdistas, en su cuenta Twitter rindió "homenaje al pueblo griego que sabe defender no sólo su justo interés, sino el de todos los europeos". Por su parte, el exministro de Nicolas Sarkozy Eric Woerth pidió "firmeza" a Hollande ante las exigencias que pueda plantear ahora el Gobierno griego. "O nos comemos el sombrero o se provoca un 'grexit'. No hay buena solución (...). Estamos en la antesala de la salida de Grecia de la zona euro", señaló Woerth en "BFM TV".

También en el partido Los Republicanos, los antiguos primeros ministros Alain Juppé y François Fillon, se pronunciaron en favor de que se hagan esfuerzos para mantener a Grecia en el euro. Juppé admitió, en cualquier caso, que eso necesitará "muchas discusiones, porque la situación es muy complicada".

Austria

El ministro de Finanzas de Austria, el democristiano Hans Jörg Schelling, manifestó hoy que el "no" griego en el referéndum es una "decepción para Europa". "De cara al proyecto común europeo este voto es un resultado decepcionante", dijo Schelling en un comunicado publicado en la página web de su ministerio. "La situación de Grecia no ha cambiado con el referéndum. Grecia sigue necesitando ayuda", aseguró el ministro, tras dejar claro que "por supuesto, el resultado electoral debe ser respetado". "Nuestra mano sigue tendida pero está claro: no podrá haber más dinero sin condiciones", agregó Schelling.

Más suave y menos concreto fue el canciller federal, el socialdemócrata Werner Faymann, al destacar que "ahora será el Gobierno griego el que deberá proponer cómo seguir adelante". "Uno puede pensar lo que quiera sobre cómo surgió el referéndum griego pero la situación difícil de una mayoría de la población griega nunca debe dejarnos indiferentes", agregó. "La creciente pobreza en Grecia exige medidas humanitarias concretas", concluyó Faymann.

Italia

El ministro de Exteriores de Italia, Paolo Gentiloni, opinó hoy que "ahora es justo recomenzar a buscar un acuerdo" sobre Grecia después de que el rechazo a las propuestas de las instituciones se haya impuesto en el referéndum con más de la mitad de los votos escrutados. "Ahora es justo recomenzar a buscar un acuerdo. Pero del laberinto griego no se sale con una Europa débil y sin crecimiento", consideró el jefe de la diplomacia italiana en su perfil de la red social Twitter.

Irlanda

El ministro irlandés de Finanzas, Michael Noonan, confió hoy en que el Gobierno de Grecia retomará las conversaciones con sus socios de la Unión Europea (UE) para lograr recuperar la "estabilidad" de su economía. "Tomo nota de los resultados preliminares del referéndum celebrado hoy en Grecia", dijo el dirigente conservador en un comunicado en referencia a la mayoritaria victoria del "no" a la propuesta de los acreedores para conceder a Atenas un nuevo rescate. Noonan aseguró que el Gobierno de Dublín, de coalición entre democristianos y laboristas, continuará "comprometido" con los esfuerzos dirigidos a "alcanzar una conclusión exitosa de las negociaciones".

Polonia

Tajante se ha mostrado la primera ministra polaca, Ewa Kopacz, que consideró que el resultado final del referéndum griego confirma los primeros datos "a Grecia le queda probablemente solo un camino: salir de la eurozona". En declaraciones a la televisión polaca TVN24, Kopacz estimó que los griegos no han estado preparados para recorrer "el duro camino de las reformas" y culpó de ello al Gobierno de Atenas. Tras mostrar su respeto a los ciudadanos griegos, señaló que han sido "víctimas" de políticos "populistas" y advirtió de que Europa no tiene escrito el guión que debe seguir tras esta situación.

Eslovaquia

El ministro de Finanzas de Eslovaquia, Peter Kazimir, señaló que la salida de Grecia de la eurozona aparece como un escenario más realista después de que los griegos hayan dicho "no" en referéndum a las propuestas de los acreedores. "La pesadilla de los euroarquitectos de que un país podría salir del club parece como un escenario realista después de que Grecia haya votado 'no'", lamentó el ministro en su cuenta de Twitter.

Estonia y Letonia

El primer ministro de Estonia, Taavi Roivas, y el ministro letón de Asuntos Exteriores, Edgars Rinkevics, auguraron hoy un futuro complicado para el pueblo griego tras el triunfo del "no" en el referéndum, lo que implica el rechazo a las propuestas de las instituciones acreedoras. "No parece bueno para el futuro del pueblo griego", escribió Roivas en su cuenta en la red social Twitter junto a una foto en la que aparece la evolución del escrutinio y el mayoritario porcentaje a favor del "no".

También en Twitter, el ministro letón de Exteriores mostró su respeto al resultado, pero advirtió de que "está claro que tendrá consecuencias para todos y, desafortunadamente, peores para el pueblo griego". La primera ministra letona, Laimdota Straujuma, reconoció en la misma red social que el "no" de los griegos dificulta cualquier negociación y apostó por la prudencia.

Venezuela

El eco del 'NO' del pueblo griego ha llegado hasta el otro lado del charco. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, gritó vivas a Grecia y a su primer ministro, Alexis Tsipras, e hizo propio y de América Latina los resultados que apuntan a una victoria del "no". Se trata de una victoria, prosiguió el jefe de Estado de Venezuela, "que consideramos victoria nuestra, de los pueblos valientes de América Latina, también".