Publicado: 07.05.2014 11:20 |Actualizado: 07.05.2014 11:20

Economistas progresistas piden una regulación radical de la banca europea contra la especulación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Se imaginaba Robert Schuman, autor del discurso más trascendental para la integración europea, que la futura Unión podría degenerar hasta convertirse en promotora de la desigualdad entre los ciudadanos? ¿Esperaban Winston Churchill, Konrad Adenauer o Altiero Spinelli, artifices del perdón entre los pueblos europeos tras la Segunda Guerra Mundial, que sus países llegarían a ser controlados por instituciones tecnocráticas internacionales sin respaldo popular?

Cada vez más actores sociales piensan que no. La Red Europea de Economistas Progresistas (Euro-pen) opina que la Unión Europea ha degenerado en una institución supranacional que camina lejos de los principios para los que fue fundada. Por ello han redactado el manifiesto Otro Camino para Europa, promovido desde el colectivo EconoNuestra, colaborador de Público, en el que proponen alternativas económicas para que la UE abandone el camino de la austeridad, que ha provocado "el aumento de la desigualdad", "una creciente brecha entre países" del norte y del sur y "el socavamiento de la democracia nacional".

Con la vista puesta en las próximas elecciones europeas del 25 de mayo, Euro-pen, que agrupa tanto a economistas como a distintos grupos de la sociedad civil, pide a los ciudadanos abrir el espacio de debate y "evitar la continuación de políticas fallidas asociadas al modelo de 'gran coalición' entre centro-derecha y centro-izquierda". Para la organización, la solución pasa por elegir un nuevo Parlamento Europeo que permita el desarrollo de una "coalición progresista", que priorice políticas que permitan dar un golpe de timón en la UE.

A lo largo de 5 puntos básicos, Euro-pen solita una regulación europea para el sector financiero que impida la especulación y obligue a las entidades a colaborar con el gasto comunitario, tras la aprobación de una "descafeinada" tasa Tobin. Establecer un salario mínimo a nivel europeo para cada Estado miembro en función de su PIB y considerar los sueldos como un factor de crecimiento interno en vez de como una herramienta de competitividad son otras de las prioridades. Según la asociación de economistas, los salarios se han convertido en "una fuente de debilidad y de desintegración social". Para corregir la situación es necesario fijar el objetivo en "la creación de nuevos empleos en actividades económicas sostenibles desde la perspectiva medioambiental y social".

La renovación democrática es otra de las ideas fundamentales sobre las que pivota el manifiesto. Los economistas progresistas piden medidas que devuelvan al pueblo el control sobre la política económica e "impedir a los banqueros, los tecnócratas y los grandes lobbies empresariales tomar decisiones que nos afectan a todos/as". "La democracia debe ser restaurada a todos los niveles en Europa, con mayor control parlamentario y mayor participación ciudadana en las decisiones sobre el bien común."

"Hay que impedir a banqueros, lobbies y tecnócratas tomar decisiones que nos afectan a todos", afirma el manifiesto

Por último, llaman la atención sobre la negociación de la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (ATCI) que los Estados Unidos y la Unión Europea están negociando, con el objetivo de abrir los mercados de ambos bloques y derribar las barreras que dificultan el comercio. Partidos como Izquierda Plural han denunciado que este acuerdo se está negociando a puerta cerrada y con una confidencialidad extrema para los estándares europeos. Euro-pen señala que una de las prioridades de la nueva Eurocámara debe ser detener dicha negociación, por la "merma significativa en los procesos democráticos, la formulación de políticas y la regulación pública" que supondría.

La Red Europea de Economistas Progresistas incluye entre sus miembros a EuroMemo Group, los Economistes Atterrés (Francia), Sbilanciamoci! (Italia), el Instituto Transnacional (Países Bajos), EconoNuestra (España), Econosphères (Bélgica), Beigewum (Austria), Transform! Europa, Critical Political Economy Research Network.