Publicado: 14.12.2015 12:45 |Actualizado: 14.12.2015 12:45

Ecuador y Suecia firman un acuerdo que facilitará el interrogatorio de Assange

El juez Baltasar Garzón, coordinador de la defensa jurídica de Julian Assange, ha celebrado que Suecia haya accedido a respetar los derechos de su cliente y alcanzado un acuerdo de cooperación jurídica con Ecuador.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
El fundador de WikiLeaks Julian Assange durante una rueda de prensa en la embajda de Ecuador en Londres, donde se encuentra refugiado. REUTERS/John Stillwell

El fundador de WikiLeaks Julian Assange durante una rueda de prensa en la embajda de Ecuador en Londres, donde se encuentra refugiado. REUTERS/John Stillwell

QUITO.- Ecuador y Suecia han firmado un acuerdo de asistencia legal en materia penal, instrumento que facilitará, entre otros asuntos, el cumplimiento de diligencias judiciales, como el interrogatorio al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asilado en la embajada ecuatoriana en Londres, según informó el pasado viernes la Cancillería.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores de Quito indicó que Ecuador y Suecia concluyeron el jueves el pacto, como resultado de las negociaciones que, en su parte sustancial, iniciaron en junio pasado. El acuerdo, precisó, entrará en vigor "en los próximos días, cuando se efectúe el intercambio de las correspondientes notas".

Este documento garantiza la aplicación y el respeto de la legislación nacional y de los principios del derecho internacional, en especial sobre derechos humanos, además del ejercicio pleno de la soberanía nacional, entre otros aspectos, en cualquier caso de asistencia legal entre Ecuador y Suecia.



Según la Cancillería, el convenio es, "sin duda, un instrumento que fortalece las relaciones bilaterales y que facilitará, por ejemplo, el cumplimiento de diligencias judiciales, como el interrogatorio" de Assange.

En agosto pasado se informó de que la fiscalía sueca cerró una parte de las acusaciones que pesaban sobre el fundador de WikiLeaks, por haber prescrito las imputaciones de acoso sexual formuladas contra él por dos ciudadanas del país nórdico.

La parte de la acusación archivada se refiere a delitos de acoso sexual presuntamente cometidos en 2010, mientras que sigue en vigor una acusación de violación, que no prescribiría previsiblemente hasta 2020. Assange está refugiado en la embajada de Ecuador de Londres desde junio de 2012, cuando la fiscalía sueca presentó una demanda formal contra él.

El Ministerio Fiscal sueco ha visto caer los dos primeros casos, al no haber podido presentar a tiempo una acusación formal suficientemente fundamentada para llevarla adelante, ya que no pudo interrogar a Assange.

El periodista australiano teme que, si es extraditado a Suecia, pueda ser entregado a Estados Unidos, para posiblemente ser juzgado por las revelaciones de su portal, que ha destapado secretos de gobiernos de todo el mundo.

Assange ha ofrecido ser interrogado en la embajada de Ecuador, lo que también ha apoyado el Gobierno de Quito, como recordó en noviembre pasado el vicecanciller ecuatoriano, Xavier Lasso.

"Le dijimos a la justicia sueca que venga a la embajada a tomar declaración a Assange porque, si sale, los británicos le van a tomar preso y, si lo mandan a Estados Unidos, le van a poner o cadena perpetua o condenar a muerte, y eso es lo que nos preocupa", destacó entonces Lasso.

Un acuerdo de cooperación jurídica

El juez Baltasar Garzón, coordinador de la defensa jurídica de Julian Assange, ha celebrado hoy que Suecia haya accedido a respetar los derechos de su cliente y alcanzado un acuerdo de cooperación jurídica con Ecuador.

"Estamos contentos de que Ecuador y Suecia hayan llegado a un acuerdo de cooperación jurídica" y también de "que se respeten los derechos del señor Assange, algo que hasta ahora era desconocido por parte de Suecia y Gran Bretaña", ha señalado Garzón en una nota hecha pública.

El comunicado hace referencia al acuerdo legal entre los dos gobiernos citados en virtud del cual el país latinoamericano permitirá que el acusado responda ante las autoridades europeas por la denuncia de ataque sexual que existe contra él desde 2010.

El coordinador del Equipo de defensa legal de Assange ha añadido que su cliente "tan solo pide que sus derechos fundamentales y, entre ellos, el asilo otorgado por Ecuador, sean reconocidos y respetados".

"Julian Assange siempre ha mostrado su voluntad de colaboración, pero exigimos que se preste la atención humanitaria y de respeto a los Derechos Humanos que hasta ahora no se ha producido y que estamos denunciando a nivel internacional", ha señalado antes de agradecer a Ecuador "los esfuerzos realizados para salvaguardar su integridad jurídica y personal."