Público
Público

Ed Miliband, el emisario de 'Planet Fuck'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ed Miliband es un tipo simpático, alguien que cae bien. Cuando era uno de los principales asesores de Gordon Brown en el Ministerio de Hacienda, a veces le tocaba el encargo de dirigirse al 10 de Downing Street para hacer las paces con la gente de Tony Blair. La gente de Blair le llamaba 'el emisario de Planet Fuck' porque era el único que no les mandaba a la mierda ('Fuck off' era una respuesta habitual de los sicarios de Brown y suena mucho peor en inglés).

Uno de los asesores de Blair con los que Ed se cruzaba era precisamente su hermano David. Hasta entonces, y también en los años posteriores, había seguido sus pasos en la universidad y la política.

Edward Samuel Miliband nació en Londres hace 40 años en una familia que llevaba el compromiso político en la sangre. Su padres, Ralph Miliband y Marion Kozak, ambos de origen polaco y judío, estuvieron cerca de perecer en el Holocausto. Ralph huyó de Bélgica en el último barco que partió de Ostende antes de que el país cayera en manos de los nazis.

Marion sobrevivió a la liquidación del gueto de Czestochowa, en Polonia, y vivió escondida hasta el final de la guerra. En 1947 se fue a vivir a Londres.

Ralph se convirtió en uno de los intelectuales marxistas más respetados de la izquierda británica. Nunca tuvo muchas esperanzas en que el Partido Laborista fuera a encabezar los cambios políticos que él reclamaba. Para su desgracia, sus dos hijos hicieron carrera desde muy jóvenes en ese mismo partido.

Ed estudió en Oxford y en la London School of Economics. Desde el principio, combinó los estudios, con mejores notas que su hermano, con el activismo político. Con 25 años, comenzó a escribir discursos para Brown. Tras un año sabático en Harvard, volvió a Londres para ser uno de los principales asesores económicos del entonces ministro.

Con 25 años, Ed Miliband empezó a escribir discursos para Brown

Ni siquiera la simpatía te salva en el campo de batalla. Algo de habilidad política hay que tener para no verse ensuciado por las peleas internas de un partido. Y las que hubo entre Blair y Brown alcanzaron niveles difícilmente superables. Sin embargo, Ed supo mantenerse al margen de los peores momentos.

Su carrera política ha sido vertiginosa. No se convirtió en diputado hasta hace cinco años en las elecciones de 2005. Eso le daba la oportunidad de conseguir una cartera ministerial, lo que ocurrió muy pronto. Al llegar Brown al poder en 2007, Ed entró en el Gabinete y un año después fue nombrado ministro de Energía y Cambio Climático.

Le favoreció que fuera un tema por el que Brown apostó con claridad. Ed Miliband defendió con intensidad y rabia la bandera de la lucha contra el cambio climático. Ahí empezó a labrarse la imagen de un hombre que supera su inexperiencia con una pasión por el debate de ideas que los votantes echan a faltar en muchos profesionales de la política.