Público
Público

Edward Kennedy abandona en camilla el Capitolio tras desmayarse

El senador por Massachusetts estaba disfrutando del almuerzo en honor al nuevo presidente, Barack Obama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El senador por Massachusetts Edward Kennedy, que padece un tumor cerebral, se desmayó hoy durante el almuerzo tras la toma de posesión de Barack Obama en el Capitolio y lo tuvieron que sacar en camilla del recinto, informó la CNN.

También el anciano senador por Virginia Occidental, Robert Byrd, que padece parkinson, necesitó atención médica y hubo de abandonar el salón donde tenía lugar el almuerzo celebrado tras la investidura presidencial de Barack Obama.

Según varios testigos, Kennedy estaba sentado en una silla de ruedas y sufrió una convulsión. El senador demócrata de Massachusetts, de 76 años, fue hospitalizado en mayo de 2008 tras sufrir una convulsión y posteriormente se le diagnosticó un tumor cerebral.

Sin embargo, durante la convención demócrata en agosto pasado, Kennedy había prometido que estaría presente el 20 de enero en Washington para ser testigo, junto a millones de personas, de la investidura del presidente Barack Obama.

Obama, que hacía unos minutos acababa de jurar el cargo, estaba saludando a los invitados cuando un oficial del Capitolio pidió la presencia del personal médico en las instalaciones.

El presidente Obama elevó plegarias por la salud de Kennedy, al recordar que el senador, un icono del ala liberal del Partido Demócrata, 'estuvo allí cuando se aprobó la ley de los derechos civiles y, junto con John Lewis, fue un guerrero de la justicia'.

'Estaría mintiendo si no dijera que, ahora mismo, una parte de mí está con él. Y creo que lo mismo es cierto para el resto. Es un momento de júbilo, pero también de reflexión. Mis oraciones van para él, para su familia y para (la esposa de Kennedy), Vicki', dijo Obama.

En declaraciones a los periodistas, el senador republicano Orrin Hatch, que presenció el momento en que Kennedy sufrió este ataque dijo que 'pasamos mucho miedo', pero expresó confianza en que el senador lo superará. 'Nunca perdió el conocimiento y cuando entraba en la ambulancia, me dio esa sonrisa irlandesa suya...me parece que va a estar bien, pero pasamos mucho miedo', dijo Hatch.

Según otras fuentes legislativas, Kennedy estaba sentado a la mesa con el senador demócrata John Kerry, el ex vicepresidente Walter Mondale y su esposa, entre otros invitados. Agregaron que Kennedy comenzó a sufrir convulsiones que total duraron varios minutos y Obama lo acompañó brevemente cuando era trasladado en camilla a la ambulancia apostada ante el edificio.