Público
Público

EEUU acusa a Irán de intentar asesinar al embajador saudí

La trama iraní que denuncia la Casa Blanca incluía atentados contra la legación israelí

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades de EEUU anunciaron ayer la desarticulación de una trama vinculada a Irán para cometer 'un importante acto terrorista en Estados Unidos', que hubiera incluido el asesinato del embajador saudí en Washington y bombas contra la legación israelí.

Dos hombres, que presuntamente trabajan para 'entidades del Gobierno iraní', según afirmó el secretario de Justicia de EEUU, Eric Holder, han sido acusados de conspirar para perpetrar esos atentados. Holder aseguró que su país hará rendir cuentas a Irán por su papel en esa trama.

El FBI y la Agencia Antidroga (DEA) descubrieron el complot cuando uno de los sospechosos se puso en contacto con un agente secreto informante de la DEA, al que creía miembro del cártel de los Zetas en México, para pedir ayuda para asesinar al embajador saudí en Estados Unidos, Adel Al Jubeir. El Gobierno mexicano colaboró en la desarticulación de la trama terrorista.

En una rueda de prensa junto al director del FBI, Robert Muller, Holder indicó que el plan de los terroristas incluía el asesinato del embajador de Arabia Saudí en Estados Unidos, Adel Al-Jubeir, y otros ataques posteriores con bomba contra las embajadas de Arabia Saudí y de Israel en Washington.

Los dos presuntos conspiradores fueron identificados como Manssor Arbabsiar y Shakuri Gholam y han recibido un millón y medio de dólares del Gobierno iraní para cometer los atentados, informó el secretario de Justicia.

Holder apuntó que Arbabsiar, que fue detenido el pasado 29 de septiembre en Nueva York y cuenta con nacionalidad estadounidense, confesó que trabajaba para la Guardia Revolucionaria Iraní. Shakuri, que está radicado en Irán, sigue en libertad, dijo Holder.

El presidente de EEUU, Barack Obama, fue informado de la existencia de la trama terrorista para asesinar al embajador saudí en Washington el pasado junio, informó ayer la Casa Blanca.